Empresas

Intel quiere recuperar su liderazgo en la producción de chips con dos fábricas en Arizona

Foto: Intel.

 

Intel Corp ampliará su capacidad de fabricación de chips avanzados, dijo el nuevo presidente ejecutivo de la empresa, Pat Gelsinger, que anunció planes para invertir hasta 20,000 millones de dólares para construir dos fábricas en Arizona y abrir instalaciones a clientes externos.

La medida anunciada el martes por Pat Gelsinger busca restaurar la reputación de Intel después de que los retrasos en la fabricación hicieron que las acciones cayeran el año pasado. La estrategia desafía directamente a las otras dos empresas del mundo que pueden fabricar los chips más avanzados, Semiconductor Manufacturing Co Ltd (TSMC) de Taiwán y Samsung Electronics Co Ltd de Corea.

Además, busca inclinar el equilibrio tecnológico de poder hacia Estados Unidos y Europa, cuando a líderes de ambos continentes les preocupan los riesgos de una concentración de la fabricación de chips en Taiwán dadas las tensiones con China.

Las acciones de Intel escalaron un 6.3% después de que la empresa reveló su nueva estrategia y su guía financiera para todo el 2021. Algunos inversores, como Third Point LLC, habían instado antes a Intel a considerar la posibilidad de escindir sus costosas operaciones de fabricación de chips.

Te puede interesar:  Estados Unidos rechaza un plan para disolver al laboratorio Purdue Pharma, creador del OxyContin que causó una crisis de opioides

Intel espera 72,000 millones de dólares en ingresos y ganancias ajustadas por acción de 4.55 dólares, en comparación con las estimaciones de los analistas de 72,900 millones de dólares y 4.77 dólares por acción, según datos de Refinitiv. La compañía afirmó que espera desembolsar entre 19,000 millones de dólares y 20,000 millones en gastos de capital.

Intel es una de las pocas empresas de semiconductores que quedan que diseña y fabrica sus propios chips. Los diseñadores de chips rivales como Qualcomm Inc y Apple Inc confían en los fabricantes por contrato.

En una entrevista con Reuters, Gelsinger dijo que Intel ha «resuelto completamente» sus problemas con su tecnología de fabricación más reciente y que «todos los sistemas funcionan» en los chips para 2023. Ahora planea una expansión masiva de fabricación.

El plan incluye 20,000 millones de dólares para dos nuevas fábricas en un campus existente en Chandler, Arizona, y luego en otros lugares de Estados Unidos y Europa, dijo Gelsinger.

Te puede interesar:  Piden definir situación de proveedores ante el Repse

Intel utilizará esas instalaciones para fabricar sus propios chips, pero también las abrirá a clientes externos en lo que se denomina un modelo comercial de «fundición» en la industria de los chips.

 



 



Este contenido fue publicado originalmente en: Link