Mercados

Bolsa de China tiene más potencial que Hong Kong

Algo más de 27 kilómetros es la distancia que separa a la ciudad china de Shenzhen del territorio autónomo de Hong Kong. Un país, dos sistemas y dos mercados, se podría añadir, ya que sus dos principales índices de Bolsa son muy diferentes en cuanto a comportamiento, composición y valoración.

Desde el 2020, el gigante asiático es uno de los mercados preferidos por los analistas por la resiliencia demostrada en la pandemia, año en el que el CSI 300 -que aglutina a 300 valores de Shanghai y Shenzhen- tuvo un rendimiento de 27 por ciento.

Por el contrario, el Hang Seng saldó 2020 con pérdidas del 3% y mostró un peor rendimiento por la incertidumbre a raíz de las protestas por la ley de seguridad en Hong Kong.

Esta tendencia se ha truncado en marzo, mes en el que cae 5% tras las señales de que Pekín podría reducir el ritmo de los estímulos monetarios y fiscales, lo que ha llevado al índice continental a caer a terreno negativo, mientras que su homólogo suma 6 por ciento.

La primera semana de marzo se realizó en Pekín la reunión anual de las Dos Sesiones, en la que China ofreció un crecimiento de PIB por encima del 6% para 2021.

Te puede interesar:  Peso cierra con pérdidas tras inquietud sobre Evergrande que fortalece al dólar 

«Sorprendió ver una cifra tan baja teniendo en cuenta que todo el mundo espera que el PIB de 2021 sea elevado, recuperando el crecimiento que se perdió durante el 2020», dijo Guillaume Dhamelincourt, especialista en Desarrollo de Negocios y Productos de JK Capital Management, empresa miembro del grupo La Française.

«El objetivo poco preciso de superar el 6% probablemente signifique que la cifra es menos importante que la calidad del crecimiento. También puede interpretarse como una señal de que no se producirá ningún cambio importante en la política monetaria y de que se espera poco o ningún estímulo para la economía, ya que la crisis provocada por el Covid aparentemente ha quedado atrás», añadió.

El retroceso en Bolsa ha dejado al CSI 300 cotizando a múltiplos más atractivos y con un potencial del 15%, más del doble con el que cuentan el Hang Seng y el Stoxx 600. Asimismo, arroja un descuento mayor por PER (veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción), con 22% respecto a Europa y del 38% sobre Estados Unidos, frente al 17 y 34% que ofrece Hong Kong para cada mercado.

Te puede interesar:  Wall Street cierra dispar tras golpe por Evergrande; espera anuncio de la Fed

Diferencias

Si diseccionamos por sectores ambos selectivos, las firmas que más pesan en el CSI 300 tienen que ver con el consumo interno y las finanzas: el productor de licores Kweichow Moutai pondera 5.3%, Ping An Insurance 4.6% y China Merchants Bank, 3.5 por ciento. En el Hang Seng, sólo Tencent y AIA Group pesan más de 9 por ciento.

«Tras años de apertura y reformas, China está preparada para ofrecer oportunidades de generar alfa y no sólo beta a los inversionistas globales», afirmaron analistas de UBS.

Y es que cuando el inversionista occidental piensa en renta variable china, los nombres que vienen a la cabeza suele ser Alibaba o Xiaomi, que cotizan en Hong Kong y son acciones de clase H, denominadas en dólar hongkonés. Pero no hay que olvidar que históricamente el acceso a las bolsas domésticas, donde cotizan las acciones de clase A denominadas en yuanes, estuvo reservado a los inversionistas chinos.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link