Empresas

Interjet entrará en concurso mercantil en México la próxima semana

Foto: Reuters

 

El empresario Alejandro del Valle, propietario del 90% de Interjet, afirmó que el martes de la próxima semana solicitará el ingreso de la aerolínea a concurso mercantil en México y ocho días después harán lo propio en Estados Unidos, en el capítulo 11, para su reestructura y regresar a volar en julio de este año, porque ya hay tres fondos de inversión interesados “seriamente”.

Así, podrán pagar ordenadamente sus deudas, primero a los cerca de 5,000 trabajadores.

Luego de firmar un contrato de “rescate” en junio del año pasado (la empresa fundada por la familia Alemán sumaba adeudos por 1,250 millones de dólares, el 25% relacionado con impuestos y otros pagos a gobierno), que implicaba una inyección de 150 millones de dólares, comenzó un detallado análisis y luego salió a buscar socios inversores.

“Me metí a conocer la empresa y salí a vender. En el último mes visité 18 fondos”, dijo el presidente de HBC International.

También logró renegociar con los arrendadores de los aviones, por lo que asegura que sus planes saldrán bien.  A la fecha sus inversiones en la aerolínea rondan los 60 millones de dólares.

De esos, con tres logró mayores avances: Sigma, WTI y Lufthansa Consulting, que son los que motivan el ingreso a concurso y están en condiciones de aportar hasta 1,000 millones de dólares (juntos o separados), necesarios para volver a volar

Te puede interesar:  IP aplaude plan de mayor inversión pública; pide claridad en proyectos

A pesar de que Del Valle dijo que este lunes recibiría las cartas de los dos primeros fondos, hasta el cierre de esta edición no se logró confirmar que eso ocurrió.

Cuestionado sobre su interés por la aerolínea que ya tenía serios problemas financieros, dijo que lo convenció del valor de la marca (estimado en 200 millones de dólares), aunque también reconoce que si no hubiera existido la pandemia no le vendían la empresa.

Desde su punto de vista, Interjet vale 1,500 millones de dólares y le resultó atractiva a pesar de sus deudas por 1,250 millones de dólares. Para hacer la inyección de capital, Del Valle se alió con el empresario Carlos Cabal Peniche, en junio, aunque luego le pidió que saliera por un diferendo que tienen en la compra de Radiópolis, a pesar de que Peniche dijo que se retiraba por así convenir a sus intereses.

No me engañaron

Para administrar su nuevo negocio, Alejandro del Valle buscó a Pedro Cerisola, ex secretario de Comunicaciones y Transportes para que lo apoyara y es él quien le dice que en julio pueden volar con 15 aviones Airbus.

Te puede interesar:  GM buscará abasto directo de semiconductores

“Me metí a ver los números de la empresa y había cosas raras. Tenían 2,000 proveedores y luego del concurso me voy a quedar con unos 600, aunque tenga que irme a cuestiones legales con los otros porque no se justificaban los contratos que tenían. Había una mala administración en la empresa”, agregó.

Con la certeza de que los adeudos fiscales del 2016 al 2019 son responsabilidad de la familia Alemán y que están buscando cómo pagar, dijo que tiene un plan B para pedir a alguno de los fondos un monto adicional como garantía ante el SAT para negociar la deuda.

El nuevo presidente de la aerolínea aseguró que no tiene conflicto con los Alemán y que quisiera que sigan participando, incluso con una participación mayor al 10% que detentan actualmente, por lo que les puede volver a vender acciones, si así lo desean.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link