Opinión

Aprueban dividendo

Los accionistas de Coca-Cola FEMSA (KOF), el embotellador de productos Coca-Cola más grande en el mundo en términos de volumen de ventas, aprobaron, hacer el pago de dividendos correspondientes al año fiscal 2020.

En la asamblea de accionistas se acordó el pago de un dividendo en efectivo de 0.63 pesos por acción, que se pagará en dos exhibiciones. La primera exhibición por la cantidad de 0.315 pesos a partir del 4 de mayo de 2021 y la segunda por la cantidad de 0.315 pesos a partir del 3 de noviembre de 2021, por cada acción que se encuentre en circulación en la fecha de pago del dividendo.

Este momento representa un incremento del 3.7% en comparación con el dividendo del año anterior.

Asimismo, la Asamblea de Accionistas aprobó destinar a la recompra de acciones para el 2021 la cantidad de un monto máximo de 5,000 millones de pesos, esta cantidad es igual a la aprobada el año pasado.

Tras recibir las aprobaciones correspondientes, Infraestructura Energética Nova (IEnova) cerró la adquisición del 50% que Saavi Energía, a través de sus afiliadas Cometa Energía y Saavi Energía (UK) que mantenían en el capital social de Energía Sierra Juárez.

La participación accionaria de IEnova en Energía Sierra Juárez aumentará del 50% al 100% derivado de esta transacción. El precio de compra del capital social de Saavi es de aproximadamente 80 millones de dólares, neto del monto correspondiente de la deuda de la compañía.

Te puede interesar:  Fragilidad en el sistema de salud

Energía Sierra Juárez es un complejo de generación eólica que se encuentra ubicado en el Municipio de Tecate, Baja California, México.

La primera fase es un proyecto eólico operativo que cuenta con una capacidad instalada de 155 megawatts. La segunda fase se encuentra en construcción y contará con una capacidad instalada de 108 megawatts. Energía Sierra Juárez cuenta con una línea de transmisión privada transfronteriza.

Hace 15 años se mandó el primer tuit de la historia. Decía «solo configurando mi twttr»:

Este texto corto, escrito el 21 de marzo de 2006, marcó el nacimiento de la plataforma que cuenta ahora con más de 190 millones de usuarios por día y disfruta de una gran popularidad en el sector político, económico y periodístico.

En estos tres lustros, la red social se ha convertido en un actor clave del sector de las redes sociales, aunque no exento de polémicas.

Una de las últimas ocurrió en enero, cuando la plataforma decidió suprimir la cuenta del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una de sus principales herramientas de comunicación y donde acumulaba 88 millones de seguidores, por incitar a la violencia, tras la invasión del Capitolio por sus seguidores.

Te puede interesar:  La Cepal puso sobre la mesa el remedio y el trapito

Este mes el presidente de Twitter, Jack Dorsey, anunció la puesta a la venta de este primer tuit, a través de un enlace al sitio «Valuables», donde los interesados pueden mandar sus ofertas.

Comprar este mensaje significa adquirir «un certificado digital de tuit, único porque ha sido firmado y verificado por el creador», explica el sitio de subastas, algo similar a un autógrafo.

El presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, dijo el fin de semana que su compañía cerraría si sus autos se usaran para espiar, en sus primeros comentarios sobre la noticia de que el ejército de China ha prohibido los vehículos de la compañía en sus instalaciones, según un informe de Reuters..

Resulta que el viernes el ejército chino prohibió que los autos Tesla ingresen a sus complejos, citando preocupaciones de seguridad sobre las cámaras instaladas en los vehículos.

Esas restricciones surgieron mientras diplomáticos chinos y estadounidenses estaban celebrando una polémica reunión en Alaska, la primera interacción de este tipo en persona desde que el presidente estadounidense Joe Biden asumió el cargo en enero.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link