Economía

El fondo IFM ajusta a la baja el importe de la oferta por Naturgy de 23 a 22,37 euros por acción

El fondo australiano IFM ha modificado el precio de su oferta pública voluntaria parcial de adquisición de acciones de Naturgy pasando de 23 a 22,37 euros por acción. Esta reducción es consecuencia del dividendo abonado por la empresa a sus accionistas, según ha informado la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El pasado 9 de marzo, la junta de Naturgy aprobó el pago de ese último tramo del dividendo con cargo a 2020 este 17 de marzo, de 0,63 euros por título, hasta los 1,44 euros por acción comprometidos.

Esta modificación, que reduce el importe que IFM está dispuesto a pagar por el 22,69% de la energética hasta unos 4.921 millones de euros, está recogida en el folleto presentado a la CNMV. Asimismo, está indicado que, de acuerdo con los términos de la oferta, si Naturgy realizase o declarase cualquier otra distribución de dividendos o reservas, devolución de capital o cualquier otro tipo de distribución a sus accionistas, ya sea ordinaria, extraordinaria, a cuenta o complementaria, el precio se reducirá en una cantidad equivalente al importe bruto por acción de la distribución, “siempre que la fecha de publicación del resultado de la oferta en los boletines de cotización coincida o sea posterior a la fecha ex-dividendo”.

Te puede interesar:  Telefónica despide al jefe del negocio de ciberseguridad por un presunto fraude

La efectividad de la oferta está sujeta, además de recibir las correspondientes autorizaciones regulatorias y de competencia, a alcanzar un nivel mínimo de aceptación de, al menos, el 17% del capital social de la energética que preside Francisco Reynés.

La operación, además del visto bueno de la CNMV, debe contar con la autorización del Consejo de Ministros, debido a la normativa de blindaje aprobada el año pasado por el Gobierno por la crisis de la covid-19, que permite al Ejecutivo vetar la compra por un inversor extracomunitario de más de un 10% de una empresa española de un sector estratégico.

El fondo IFM trasladó a los responsables de la empresa encabezados por su presidente, Francisco Reynés, que apoya los planes de transición energética y la política de dividendo sostenible que ha trazado en una reunión que mantuvieron antes de la junta de accionistas celebrada el 9 de marzo</CW>. El fondo australiano también comunicó que tiene vocación de permanencia, que quiere entrar en el consejo de administración con los puestos que le correspondan de acuerdo a su participación y que se compromete a mantener la sociedad cotizada y con sede en España.

Te puede interesar:  El paquete de estímulo ayudará al sector restaurantero con casi $29 mil millones de dólares

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com