Economía

Los ejecutivos del Ibex 35 ganaron 118 veces más que sus empleados en 2019

Exterior del Palacio de la Bolsa, el 12 de marzo.
Exterior del Palacio de la Bolsa, el 12 de marzo.Marta Fernández Jara / Europa Press
 

La diferencia salarial entre directivos y empleados de las grandes cotizadas españolas continúa al alza pese a los malos resultados que arrojan sus cuentas. El último estudio de Buen Gobierno en las empresas del Ibex 35, presentado este miércoles por Comisiones Obreras (CC OO) con datos de 2019, revela que la remuneración media de los primeros ejecutivos fue 118 veces superior al salario medio de las empresas, “unos diferenciales que superan cualquier recomendación de buen gobierno”, según el sindicato. Esta disparidad creció dos puntos frente a 2018 después de que la remuneración de los directivos creciese un 4,6%, pese a que los resultados del conjunto del Ibex se recortaron un 18,6% en 2019.

El documento de CC OO también analiza a fondo los informes anuales de las 35 cotizadas para comparar sus políticas laborales, de género, medioambientales y estratégicas, revelando profundas diferencias entre ellas, como explica Carlos Bravo, secretario de Políticas públicas del sindicato: “Cuando hablamos de las empresas del Ibex pensamos que son un elemento homogéneo, pero no lo son”.

Luis de la Fuente, de la Fundación 1º de Mayo y autor del estudio junto a Alicia Martínez, pone de ejemplo las “diferencias abismales” entre la remuneración media del primer ejecutivo de Repsol (casi 20 millones de euros, donde se incluye una indemnización por cese de 8,7 millones) y la de los directivos de Aena (168.000 euros) o Red Eléctrica (546.000 euros).

Estas cifras sitúan a Repsol como la empresa con mayor diferencia retributiva entre ejecutivo y empleado (387 veces), seguida Inditex (298, frente a 482 en 2018). En el otro extremo está Aena, donde la retribución de su primer ejecutivo solo fue 4,4 veces superior al salario medio. En la misma línea, la diferencia retributiva entre los consejeros de las cotizadas y el salario medio de las empresas fue de 18,2 veces, y en el caso de la alta dirección de 23,5 veces (tres puntos menos que en 2018).

Crece la jornada parcial, cae la temporalidad

Las empresas del Ibex dieron trabajo en 2019 a 3,1 millones de personas, el 63% en el extranjero. De las 35 multinacionales, cinco superan los 100.000 empleados, mientras que Merlín Properties, Más Móvil y Colonial no llegaron al millar. Desde CC OO destacan que el 51% de los empleados tienen entre 30 y 50 años: “No pueden seguir apostando por la expulsión de las personas mayores de 50 años. Al mismo tiempo que se tiene que fomentar el empleo joven”, ha señalado Carlos Bravo.

El representante del sindicato también critica el crecimiento en dos puntos de la plantilla con jornada parcial, el 16,8%, aunque el analista Luis de la Fuente reconoce que esta cifra es inferior a la de la media nacional. Desde el sindicato también ponen en valor la caída de los contratos temporales hasta el 12,7%.

Una de las principales críticas de Carlos Bravo en el ámbito laboral ha sido que, según el estudio, una cuarta parte de las plantillas del Ibex (nacionales e internacionales) no está cubierta por la negociación colectiva; en España uno de cada cuatro empleados. “Es importante tener en cuenta que muchas empresas del Ibex 35 tienen actividad en países considerados de riesgo elevado para los derechos de los trabajadores y trabajadoras según la clasificación de la Confederación Sindical Internacional”, se lee en el informe de CC OO.

La brecha de género se acorta ligeramente, pero continúa

Las mayores empresas cotizadas aumentan poco a poco la presencia de mujeres en sus plantillas y en 2019 supusieron el 47,3%, según el informe publicado este miércoles. De las 35 sociedades, 10 emplearon a más mujeres que hombres en 2019, mientras que en 13 empresas el 70% o más de los empleados eran varones.

En este aspecto destaca Inditex, donde un 75,6% de los empleados eran mujeres. Alicia Martínez, coautora del estudio, apunta aquí que “no es baladí” que la empresa de fabricación y venta de ropa tenga la plantilla más joven, una temporalidad muy superior a la media (23%), un contrato parcial en más de la mitad de la plantilla y una cobertura de negociación colectiva inferior a la media, del 60%. Asimismo, la empresa gallega ocupa el tercer puesto con los salarios medios más bajos del Ibex, recuerda Martínez.

La diferencia salarial por géneros fue de 7.272 euros, según el estudio de CC OO, aunque el cálculo solo comprende 24 empresas del Ibex, ya que el resto no ofrece datos diferenciados por géneros o sus datos no son comparables. El salario medio de 2019 entre los hombres fue de 51.084 euros y el de las mujeres de 43.812.

La posición de las mujeres en los consejos de administración de las sociedades cotizadas españolas continúa creciendo, pero a un ritmo muy inferior a lo recomendado por la CNMV. El 27,5% de los miembros de los consejos del Ibex fueron mujeres (3,4 puntos más que en 2018). Martínez recuerda que, según el Código de Buen Gobierno de la CNMV, las consejeras deben representar al menos un 40% de los miembros no más tarde de 2022. No obstante, la barrera del 30% consiguió superarse en 2020, según el último recuento del pasado mes de enero. También destaca en el estudio que el 41% de las mujeres en consejos de administración son consejeras independientes, frente al 5,8% (cuatro en total) que son consejeras ejecutivas.

385 millones de toneladas de CO₂ a la atmósfera

Por último, en lo referente a las emisiones de gases de efecto invernadero, el informe expone una reducción de las mismas frente a 2018, aunque añade que una minoría de empresas no incluyen las del llamado grado 3, aquellas que generan sus empleados al ir y volver de la oficina en sus vehículos o las que producen con el transporte empresas terciarias relacionadas con su actividad.

En todo caso, en 2019 las empresas del Ibex 35 fueron responsables directa o indirectamente de una emisión equivalente a 385 millones de toneladas de CO₂, un 6,2% menos que el año anterior. Amadeus (-58%), Acerinox (-42%) y Bankia (-40,2%) fueron las que más redujeron su huella, mientras que Siemens Gamesa (+15%), Grifols (+11,7%) y Mapfre (+11,4%) la aumentaron. Repsol fue la que más contaminó, según el sindicato, con una emisión de 209,7 millones de toneladas de CO₂ equivalentes (54% de las emisiones totales de las empresas cotizadas), y los bancos y tecnológicas las que menos.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Te puede interesar:  Se necesitaba una reforma fiscal integral: IMCP