Empresas

Distante de sus metas, Pemex festeja un aniversario más de la expropiación petrolera


 

En el 83 aniversario de la Expropiación Petrolera y la fundación de la empresa del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex), la estatal se encuentra rezagada en prácticamente todas sus metas, en medio de los planes de su rescate que son prioritarios para la actual administración.

En primer término, lleva un cumplimiento de sólo 41% en la producción proyectada de los campos prioritarios que comenzó a desarrollar en esta administración, según el último reporte trimestral de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), en los denominados campos prioritarios de esta administración Pemex reporta una producción promedio de 92,000 barriles de crudo, cuando el compromiso era llegar a 222,000 barriles por día en esa fecha. Así mismo, la estatal arrancó actividades únicamente en 17 de los 20 campos que comprometió en 2019: los campos Ixhachi, Chocol y Cibix, en tierra, y Mulach, Tetl, Tlacame, Xikin, Uchbal, Teekit, Cahua, Octi, Koban, Esah, Manik, Cheek, Suuk y Hok.  

Pero además, para el 2020 Pemex tenía el compromiso de llevar a cabo el desarrollo acelerado de otros 20 campos y hasta el momento sólo ha presentado el plan para uno de ellos: Tlamatini, en aguas continentales frente a las costas de Tabasco.  

En lo que respecta al gas natural de los campos de desarrollo prioritarios, la estatal logró una producción de 186 millones de pies cúbicos diarios, cuando el compromiso era llegar a 519 millones de pies cúbicos por día, con lo que lleva un avance de 35% en las actividades. Respecto a la perforación de pozos, los planes en estos campos incluían la ejecución de 81 pozos pero hasta el momento se han perforado 22 de éstos, explicó el regulador.  

En las actividades de todas las asignaciones que están bajo el control operativo de Pemex, para 55 planes de exploración se tenía una inversión proyectada de 64,623 millones de pesos al inicio del año, de la cual se han ejecutado 15,875 millones de pesos. A la vez, se habían comprometido 49 pozos exploratorios y se han perforado únicamente 11.  

En las actividades de desarrollo de las asignaciones, se contemplaba la perforación de 634 pozos nuevos en los planes, pero se han perforado 83 mientras que 35 se encuentran en perforación y 10 están programados. El avance en la perforación de pozos de desarrollo es de 13% de los planes, mientras que el año pasado, con planes de 664 pozos programados y 128 ejecutados al mismo mes, se reportó un avance de 19 por ciento.  

Te puede interesar:  Sindicato petrolero emplaza a huelga para el 30 de septiembre

Y es que según sus propios reportes, de una inversión programada de 305,000 millones de pesos, la estatal cerró el 2020 con un ejercicio de 234,000 millones de pesos. Esto significó que ejerció únicamente el 76.7% de su presupuesto programado, con lo que el subejercicio de recursos para todas sus actividades se elevó a 23.3% de sus recursos, siendo este nivel el segundo más bajo desde el 2010.  

Lo anterior fue una práctica que de hecho inició el año anterior, el primero de la presente administración, en que de una inversión programada de 273,000 millones de pesos, cerró el 2019 con un ejercicio de 201,500 millones de pesos. Esto implica el ejercicio de 73.8% de su gasto para inversión y por tanto un subejercicio de 26.2 por ciento.  

Metas lejanas

Y a pesar de que el plan del gobierno tiene como una de sus bases el restablecimiento del sistema nacional de refinación, para dejar la dependencia hacia combustibles importados, la subsidiaria Transformación Industrial tuvo un subejercicio de 32.5% de los 69,500 millones de pesos proyectados como inversión física para el año.   

Por otro lado, la producción de petróleo del 2020 cerró en un promedio de 1.664 millones de barriles diarios, volumen 0.9% menor al del año anterior, con lo que acumuló dos décadas de reducciones en este rubro y se queda 10% por debajo de la meta programada, e incluso reducida, de 1.85 millones de barriles diarios al llegar al cierre del año pasado, según el gobierno federal.  

Finalmente, el proceso de crudo proyectado para el 2020 fue de 651,000 barriles diarios, con un incremento de 59,000 barriles diarios o 10% en relación con el 2019. Lo anterior se traduciría en la utilización de 39% de la capacidad de las seis refinerías en promedio, contra 37% del año pasado. Sin embargo, la estatal se quedó casi 10% por debajo de sus planes, con un proceso de 590,631 barriles al día.  

En octubre del año pasado, el primer mandatario se comprometió a que se echará a andar la nueva refinería de Dos Bocas el 1 de julio de 2022, es decir en un plazo de 16 meses. Para ese momento el nuevo complejo refinador llevaba una inversión ejercida de poco menos de 24% de los 8,000 millones de dólares que se anunciaron como el costo que tendrá la refinería.

Te puede interesar:  Inai reporta un ciberataque a la Plataforma Nacional de Transparencia

El proceso de crudo de Pemex proyectado para 2020 fue de 651,000 barriles diarios, con un incremento de 59,000 barriles diarios o 10% en relación con el 2019; sin embargo, la estatal se quedó casi 10% por debajo de sus planes, con un proceso de 590,631 barriles al día. 

AMLO mantiene negativa a técnica

Para su explotación, nuevo yacimiento podría requerir fracking

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezará la ceremonia del 38 aniversario de la Expropiación Petrolera y la fundación de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Dos Bocas, Tabasco, donde dará a conocer los avances de la nueva refinería que se construye en esta demarcación pero también realizará el anuncio de un nuevo yacimiento “muy grande”, con unos 600 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, el cual, podría ser de hidrocarburos no convencionales y por tanto requeriría de fracking para su explotación.

Según fuentes de Pemex basadas en estudios de cartografía y orografía, el Pozo Exploratorio Terrestre Dzimpona-1 EXP está proyectado con trayectoria direccional tipo «J», teniendo como objetivo descubrir una acumulación comercial de hidrocarburos en los carbonatos del Cretácico y en calizas fracturadas del Jurásico Superior Kigmeridiano. 

“Viendo la estructura de la roca debe hacerse una fractura hidráulica o fracking”, refirieron fuentes cercanas al procedimiento. Por lo pronto, el presidente López Obrador mantiene la promesa de campaña de no realizar fractura hidráulica en el país durante su administración, a pesar de que legalmente es posible para Pemex. 

De hecho en enero pasado Pemex solicitó a la Secretaría de Energía el otorgamiento de 15 nuevas asignaciones exploratorias en las cuencas no convencionales de Tampico-Misantla, que son áreas no convencionales, donde 80% de los recursos son de tipo shale.  Por tanto, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) emitió una recomendación favorable para que la Secretaría de Energía le otorgue a Pemex estas nuevas asignaciones.

Para el comisionado de la CNH, Héctor Moreira, quien votó favorablemente por otorgar estas asignaciones a Pemex, la simple propuesta de la estatal para continuar con su estrategia exploratoria en áreas no convencionales es una buena noticia.

 

Este contenido fue publicado originalmente en: Link