Sector Financiero

No hay que descartar posible mesura a tomar nuevos créditos: KPMG

De acuerdo con KPMG, la contracción del crédito bancario en el 2020 deriva de los efectos de la caída en el Producto Interno Bruto (PIB), pero también es reflejo de un año de mesura dentro del mercado, lo cual se manifiesta en una disminución de los saldos tanto en empresas como en consumo.

En un artículo de la autoría de Ricardo Delfín, socio líder de auditoría en servicios financieros de KPMG en México, se detalla que, pese a ello, la necesidad de crédito en el país sigue latente, pero los índices de penetración bancaria siguen bajos.

“Si bien el otorgamiento del crédito es clave en la recuperación económica, no hay que descartar una posible reacción de mesura a tomar nuevos créditos durante el año por parte de organizaciones y personas”, destaca.

El artículo resalta también que la rentabilidad de los bancos en el 2020 se vio claramente disminuida, aunque sus indicadores financieros presentan solidez.

Te puede interesar:  Banco Popular de China planea promover la internacionalización del yuan

En este sentido, la firma considera que los bancos que tengan mejor diversificados sus créditos, estarán posicionados para retener la solidez, aunque un exceso de rigidez puede ser un freno al crecimiento.

Se ha acelerado transformación digital

KPMG agrega que lo que es un hecho es que la crisis generada por la pandemia, ha abierto nuevas oportunidades, pues el distanciamiento social ha acelerado la agenda de la transformación digital.

“Muchas compañías renuentes al uso de servicios digitales han comenzado a usarlos, más por necesidad que por gusto, pero han generado una costumbre”, precisa.

En este sentido, señala que los bancos que logren invertir oportunamente en la transformación digital, y aquellos que ofrezcan la mejor experiencia al cliente, estarán mejor posicionados en el mercado.

“Tener una banca sólida es una buena base para la recuperación. Lograr un ambiente económico adecuado y apetito para la inversión, así como una asesoría que brinde una estrategia de crecimiento y recuperación, serán clave para que la banca pueda jugar un papel fundamental en la recuperación económica del país”, enfatiza el texto.

 

Este contenido fue publicado originalmente en: Link