Empresas

Petrolera Jaguar elevará su apuesta exploratoria en México


 

La petrolera mexicana Jaguar Exploración y Producción invertirá entre 60 y 240 millones de dólares en los próximos cuatro años en México con el fin de elevar su apuesta exploratoria, además de que realizará ajustes con su socio Vista Oil and Gas para dejarle el desarrollo de los campos que tiene en el país y dedicarse al negocio de largo plazo, que es la exploración de hidrocarburos.

“Jaguar son los valientes dispuestos a explorar en tierras desconocidas. Cuando obtuvimos los campos no teníamos idea de qué nos esperaba, pero hoy lo tenemos claro: vamos por el largo plazo, por la exploración y enfocamos todos nuestros esfuerzos en ello”, dijo a El Economista Warren Levy, CEO de la empresa de origen regiomontano.  

Jaguar Exploración y Producción, con su filial Pantera Exploración y Producción se maneja como un grupo con 11 bloques adjudicados hasta el momento en México de los cuales cinco están en Tamaulipas, tres en Veracruz y tres en el Sureste. 

Según Warren Levy, por lo pronto extenderán sus periodos de exploración como permite la Ley, y así llegarán a perforar entre 12 y 20 pozos dependiendo de factores como permisos y las condiciones climáticas de Tabasco, principalmente.

Cada uno de estos pozos, explicó, tiene un costo de entre cinco y 12 millones de dólares, dependiendo de la dificultad para ejecución y la profundidad a la que se quiera llegar, así como del éxito exploratorio que se vaya obteniendo.

Te puede interesar:  Reforma laboral da la posibilidad a trabajadores y dirigencias sindicales de posicionarse en un ámbito democrático: Arturo Alcalde

En tres de los 11 bloques que le fueron otorgados en las Rondas petroleras, de los cuales dos están en el Sureste y uno en Veracruz, Jaguar tiene asociación al 50% de participación con el vehículo financiero creado tras la reforma energética Vista Oil and Gas.

“Estamos reposicionando nuestra relación con Vista, la compañía que cuando nació no era la misma y ahora goza de una gran experiencia en los no convencionales argentinos, por lo que ellos están más volcados en el desarrollo y nosotros en la exploración con miras al negocio de largo plazo”, dijo. 

Shale sí, pero con responsabilidad social

Respecto a las posibilidades de explotar los recursos no convencionales o shale del país, Warren Levy consideró que será necesario un análisis de los impactos que esto traería al país para que el Ejecutivo pudiera cambiar su forma de abordar el tema. Por lo pronto, la industria ha demostrado a nivel global que se puede avanzar muchísimo en responsabilidad social y ambiental. 

El gasto de agua, por ejemplo, puede ser mucho menor y las perforaciones más exactas con objetivos más localizables. A México le conviene porque importa 6,000 millones de pies cúbicos diarios de gas desde Texas y mucho de este gas es de los yacimientos de shale que se extienden hasta Tamaulipas, sólo que en lugar de gastar 5,000 millones de dólares por año en importarlo, el país podría producirlo aquí y generar los empleos locales y las cadenas de valor que acarrearía.  

Te puede interesar:  Actividad turística recuperará nivel prepandemia hasta 2023: IP

“Con estándares de los más altos del mundo, no veo razón por la cual que sea malo desarrollar los shales en México, con reglas bien puestas y beneficio para todos, operadores, gobierno, comunidades e impacto social, y con una verdadera comunicación de sus impactos y beneficios a la población”, aseveró.

Jaguar Exploración y Producción es la compañía mexicana que más bloques opera en el país, después de Pemex. En la actualidad cuenta con 190 empleados y 90 personas en campo, con empleo fijo. 

Este contenido fue publicado originalmente en: Link