Economía

Las aerolíneas aumentan el número de vuelos entre Alemania y España para Semana Santa

El sector turístico ve la luz al final del túnel. Y las aerolíneas ya acarician los primeros brotes verdes con el hambre de los turistas por volver a España. Especialmente tras la decisión de Alemania de sacar a varias regiones españolas de las zonas denominadas de riesgo por el coronavirus. Entre ellas, la joya de la corona para los viajeros residentes en el país germano: Baleares. Las aerolíneas ya se han lanzado a aumentar el número de vuelos tras el incremento de la demanda. El último en hacerlo ha sido Ryanair, que ha anunciado este martes 200 vuelos adicionales para unir Alemania y España para Semana Santa.

La compañía aérea de bajo coste incrementará los viajes que conectan Palma de Mallorca y Alicante con las ciudades alemanas de Colonia, Berlín, Fráncfort y Hamburgo, entre otras. “Esto supondrá un aumento de capacidad de casi 40.000 plazas más en 22 rutas diferentes para viajar desde el 28 de marzo hasta mediados de abril”, afirma la compañía en un comunicado.

La aerolínea añade que este incremento no es algo puntual y que espera seguir operando a este nivel (al menos) durante el verano. Es decir, se trata del cambio de tendencia tras un año con la movilidad internacional deprimida. Además, pone vuelos disponibles para reservar hasta marzo del año que viene. Eso sí, mantiene la cautela y para ello ofrece la opción de la tarifa de cambio de vuelo gratuito en caso de que los planes varíen por la emergencia sanitaria hasta finales de octubre.

Te puede interesar:  Dudas, incertidumbre e indiferencia, los venezolanos ante su nueva moneda

La compañía responde así al fuerte repunte de la demanda después de que Alemania sacase el pasado domingo a las islas Baleares, zonas de la Comunidad Valenciana, Murcia, interior de Extremadura, La Rioja y Castilla-La Mancha de la lista de zonas de riesgo por coronavirus. En la práctica, exime a sus residentes de someterse a una cuarentena tras regresar al país y solo estarán obligados a presentar una PCR negativa, lo que facilita su movilidad a estos puntos. Esta situación ocurre al mismo tiempo que no se permiten los viajes entre comunidades en España, aunque sí podrán llegar visitantes desde Alemania o Francia con una incidencia de contagios de coronavirus peor a la de algunas regiones españolas.

Cascada de anuncios

Lo que en su día fue un círculo vicioso en el que se acumulaban las cancelaciones de operaciones, ahora se ha convertido en un círculo virtuoso. Porque Ryanair no está sola en esta deriva alcista de los vuelos. Ya habían anunciado un incremento de sus plazas la filial de bajo coste de Lufthansa, Eurowings, tras completar “en nada de tiempo” la oferta que tenía disponible. En concreto, aumenta en 300 vuelos adicionales lo que ya tenía previsto para la próxima Semana Santa.

EasyJeat, por su parte, también aseguró que ha experimentado una subida importante de la demanda. “Las reservas de rutas que conectan las regiones suizas de Basilea y Ginebra con España aumentaron más del 150% y, en el caso de Alemania, es especialmente relevante el incremento observado en la conexión que enlaza Berlín con Palma de Mallorca, que creció un 466% (en comparación con el estado de las reservas el mismo día de la semana anterior)”, explicaba la firma en una nota. Por el momento no ha concretado si aumenta sus frecuencias, aunque dada la expansión de las reservas puede ser cuestión de tiempo.

Te puede interesar:  Hotusa: 130 millones de pérdidas y pendiente de un balón de oxígeno de 240 millones

La que sí ha dado ese paso también ha sido el turoperador TUI. En su caso, por dos vías: por un lado, ya ha adelantado una semana los vuelos con destino Mallorca, que llegarán a Baleares el próximo domingo y no el 27 previsto inicialmente con conexiones desde Düsseldorf, Fráncfort y Hannover. Y por otro, ya avanzó que incrementará su oferta de vuelos y hoteles este martes. “Las reservas del último fin de semana han sido el doble que durante el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia. Por ello, vamos a aumentar nuestra capacidad de vuelos y hoteles”, explican portavoces de TUI.

Todos estos movimientos alertaron al Gobierno de Alemania, que trató de bajar los ánimos y pidió este lunes que se evitasen todavía los viajes por turismo. “Se debe prescindir de cualquier viaje que no sea realmente necesario”, dijo el portavoz del Ejecutivo germano, Steffen Seibert. A lo que Maria Adebahr, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, añadió: “La ausencia de una advertencia de viaje no representa una invitación a viajar”. Sin embargo, estas palabras parecen que llegan tarde y las ganas de sol, playa y salir de nuevo a hacer turismo pueden con los mensajes de mantener la cautela por más tiempo.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link