Economía

Estímulo fiscal presiona la inflación de EU: Julius Baer


 

El alza sin precedentes que registró el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a principios de marzo ya se reflejó en las economías emergentes como México a través del tipo de cambio y de las tasas de interés. Pero la expectativa es que seguirá generando volatilidad con impacto en la inflación en el futuro, advirtió Yves Bonzon, CIO del banco de inversión Julius Baer.

Se refiere a los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años que acaban de protagonizar una de las alzas más rápidas jamás registradas, al pasar de 0.7% en otoño a 1.6% a principios de marzo.

“Las tasas se han duplicado con creces, creando problemas en la Reserva Federal (Fed) que cambió su función reactiva a finales de 2018, tras su último intento por endurecer la política monetaria de forma preventiva”, consignó en un análisis.

“La respuesta fiscal masiva de Estados Unidos al choque generado por el Covid-19 imprime volatilidad (…), pues ha traído consigo una desafortunada consecuencia: el aumento del miedo a la inflación que está provocando un rápido incremento de los rendimientos del Tesoro estadounidense en el extremo de la curva de rendimientos de mediano y largo plazos”, sostuvo el banco de inversión.

Te puede interesar:  La escasez de suministros afecta ya a la producción del 37% de las industrias españolas

En ese momento, destaca el analista, aún prevalecía la prudencia fiscal. En consecuencia la transición hacia una combinación de apoyo fiscal respaldado por la política monetaria, —para hacer frente a la pandemia—,  es sometida a una prueba de estrés.

Al acelerarse la recuperación en Estados Unidos, se genera inflación, consideró en el análisis, lo que también modificará el escenario para la Fed.

Una inflación cíclica

De acuerdo con el directivo del banco de inversión, el aumento de la inflación esperado para los próximos meses en Estados Unidos será de naturaleza cíclica y no estructural.

“Para que se produzca un sostenido cambio de régimen hacia una mayor inflación, es necesario que se presente un choque de oferta duradero en la economía y/o déficits públicos recurrentes que sean fuertemente monetizados”, explicó.

Ahora mismo, consignó, no se cumple ninguna de estas dos condiciones y por tanto la rabieta por los estímulos en el mercado de bonos es contraproducente.

Impulso determinante

En el análisis enfatizaron que “el volumen del paquete fiscal es tan enorme que, en el segundo semestre de este año, la economía estadounidense funcionará por encima de su potencial”.

Te puede interesar:  Universal Music sube más de un 35 % en su debut en la Bolsa de Ámsterdam

El analista subraya que el principal motivo de este aumento en la expansión económica sin precedentes tras la gravísima recesión del año pasado es que, a diferencia de lo que ocurre en “las crisis normales” en esta ocasión las ayudas directas y los estímulos monetarios del gobierno han brindado al sector privado una amplia protección contra la pérdida de ingresos y riqueza que suelen experimentar los hogares y las empresas al contraerse la economía.

En el análisis citan al presidente de la Fed, Jerome Powell, quien refieren consideró el alza de los rendimientos como “una manifestación de confianza por parte de los mercados de que tendremos una recuperación sólida y en última instancia plena.

“En Julius Baer estimamos que la Reserva Federal considera menos urgente contener el rendimiento de los bonos ya que se prevé que el crecimiento supere sus propias proyecciones”.

ymorales@eleconomista.com.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link