Empresas

Autoabasto eléctrico sustenta 14% del PIB de México: Concamin


 

De aplicarse los cambios recientemente promulgados por el Ejecutivo a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), actividades económicas que producen 14% del Producto Interno Bruto (PIB) del país sufrirán un impacto inmediato, pues sus permisos de autoabasto eléctrico corren el riesgo de ser cancelados, lo que elevaría sus costos, advirtió la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana (Concamin).

Tan sólo en el mes de febrero, el sector industrial de México reportó tarifas eléctricas entre 44 y 84% más altas que el promedio que se paga en Estados Unidos, y entre 84 y 135% más que los niveles que reportan los estados con abundancia de energía como Texas.

“Los costos de generación de la Comisión federal de Electricidad (CFE) son muy altos. Más del doble de los que tienen los generadores privados. Por lo que es necesario el autoabasto para que el sector industrial mantenga su competitividad”, acotó Régulo Salinas, presidente de la Comisión de Energía de la Concamin.

De acuerdo con las reformas a la LIE promulgadas la semana pasada –cuya aplicación está congelada de momento debido a una suspensión judicial–, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) puede cancelar permisos de autoabastecimiento si considera que fueron obtenidos de manera fraudulenta, aunque no se especifica cómo acreditar dicha condición. 

Régulo Salinas precisó que la industria en México utiliza electricidad de alta y media tensión, y “lo que vimos en febrero pasado, es que las tarifas en México son más del doble respecto a las reportadas por Estados Unidos. Pero el presidente (Andrés Manuel López) cuestiona de que los privados no han bajado los precios, sin embargo, no es problema de los privados sino que las tarifas en México las fija el gobierno”.

Te puede interesar:  Sobrecarga laboral provoca 750,000 muertes al año

Al respecto, la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), refirió que el costo de la generación de la CFE es 27% más alta respecto a la generada por los privados, derivado a que posee equipo, maquinaria e insumos obsoletos y contaminantes, como el carbón y el combustóleo.

Consideró fundamental que se impulse el uso y la inversión en energías renovables para asegurar el abastecimiento, lograr tarifas bajas y fomentar el cuidado del medio ambiente.

Sobre el tema, Regulo Salinas mencionó que tras la separación funcional de la CFE en seis empresas de generación –por mandato de la reforma energética del 2013-2014–, se observó que la estatal posee centrales que tienen antigüedades de entre 30 y 42 años, cuando los productores independientes tienen equipos con 12 años de antigüedad como máximo, lo que les permite ser más competitivas.

El costo promedio de la CFE es de 1.72 pesos por kilowatt por hora, mientras que la energía que compró la CFE a particulares fue de 0.82 pesos, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación.

Te puede interesar:  Minera Cuzcatlán incursiona en la generación de energía fotovoltaica para autoconsumo

Los recientes cambios a la LIE implican que se le de preferencia a las centrales de la CFE en el despacho eléctrico, lo que implicaría que despachen primero plantas termoeléctricas a carbón, combustóleo y diésel de la estatal antes que las centrales de generación limpia y las de gas natural de los privados.

De acuerdo con cálculos del CCE, lo anterior elevaría los costos de generación eléctrica de la CFE en 60,000 millones de pesos al desplazarse con energía cara la electricidad más barata de las fuentes limpias. Este costo debería ser absorbido por el Estado vía subsidios o por los consumidores a través de tarifas más altas, afirma el CCE.

“Además de cuestiones como la ilegalidad e inconstitucionalidad, la reforma de electricidad elimina la competencia. Y nos preocupa porque los precios tienden a subir”, de modo que muchas industrias se verán obligadas a cerrar al no tener energía competitiva, reprobó la Concamin.

 

Este contenido fue publicado originalmente en: Link