Sector Financiero

Mayor participación de Nafin-Bancomext en la recuperación económica, el reto


 

Nacional Financiera (Nafin) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) tienen el reto de profundizar su participación en la reactivación económica del país tras los efectos de la crisis por Covid-19 en las empresas. Apenas la semana pasada se nombró a Juan Pablo de Botton como nuevo director de estas entidades que, desde el inicio del presente gobierno, operan como una sola.

El propio Banco de México (Banxico), en su más reciente Reporte de Estabilidad Financiera para el segundo semestre del 2020, destacó que hoy, ante la situación derivada de la pandemia, se requiere de una participación mayor de la banca de desarrollo para preservar y reactivar la actividad crediticia y coadyuvar en la estabilidad del sistema financiero.

“El financiamiento de la banca de desarrollo tiene potencial para mitigar los efectos crediticios de las contracciones económicas, siempre y cuando se utilicen para financiar proyectos socialmente rentables y con condiciones adecuadas de recuperación”, señala el organismo central en su documento.

En la 84 Convención Bancaria celebrada la semana pasada, también quedó de manifiesto que, entre otras medidas, se requiere seguir apoyando a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) junto con la banca de desarrollo, por ejemplo, con garantías escalonadas.

Te puede interesar:  Popularidad de bitcoin puede cambiar postura de Banxico sobre activos virtuales: ex reguladores

Incluso el nuevo presidente de la Asociación de Bancos de México, Daniel Becker, destacó en el evento que aunque no será sencillo crecer el crédito, el sector seguirá construyendo un diálogo constructivo con la banca de desarrollo, para seguir encontrando fórmulas que den viabilidad a las empresas que han sido más golpeadas por la crisis financiera.

Trabajo conjunto es constante

Pero el trabajo de la banca comercial con la de desarrollo es constante. En específico, el acuerdo de colaboración con Nafin-Bancomext, había acelerado el crédito a junio del 2020. Cifras de la Asociación de Bancos de México (ABM) precisan que al cierre del primer semestre del año pasado, se habían colocado de manera conjunta 49,300 millones de pesos, un incremento de 71% respecto al mismo periodo del 2019.

Por su parte, de acuerdo con Nafin-Bancomext, en el periodo marzo-diciembre 2020, la dispersión de créditos entre ambas instituciones ascendió a 31,872 millones de pesos sólo en los estados de la región sur-sureste, ello, a través de intermediarios financieros bancarios.

Apoyos a empresas

Con base en información proporcionada por estos bancos de desarrollo, durante el 2020 se otorgaron 489,667 millones de pesos a través de los programas de segundo piso, cadenas productivas y garantías de Nafin, en apoyo a 106,274 empresas y 486,851 microempresas, de las cuales 289,008 fueron nuevas.

Te puede interesar:  En pandemia, fintechs continuaron con su expansión mientras la banca se frenó

La entidad detalla que 99.8% de las empresas financiadas en el periodo, fueron mipymes.

En cuanto a los apoyos por actividad económica, 34% del crédito se canalizó al sector industrial; 33% a comercio y 33% a servicios.

Precisa que para apoyar a las empresas durante el 2020, se implementaron programas de financiamiento para atender sus necesidades de capital de trabajo y/o de liquidez necesaria para mantener los empleos y la continuidad de sus operaciones.

De igual forma, menciona que al cierre del 2020, del total de la cartera bancaria mipymes, el 44.4% estaba garantizado por Nafin y Bancomext.

Nafin y Bancomext cuentan con una red de 169 intermediarios financieros.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com