Mercados

Banobras va por 10,000 mdp al mercado de bonos sostenibles


 

Con el propósito de continuar con sus inversiones sostenibles, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) hará una nueva emisión de deuda etiquetada con los que proyecta recaudar hasta 10,000 millones de pesos.

La venta de los bonos sostenibles será el próximo 19 de marzo, misma que se ha dividido en cuatro tramos, con vencimientos de 3 y 5 años que pagarán una tasa de interés fija y los otros dos tienen vencimientos de 10 y 15 años, mismos que ofrecerán un interés variable, se muestra en el aviso de la oferta pública que se realizará en la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

El documento expone que los recursos serán usados para financiar proyectos verdes y sociales, que apoyen el desarrollo sustentable del país.

Pionero

Banobras es un emisor activo de bonos sostenibles. Hizo su primera colocación en 2017, convirtiéndose en la primera entidad en su tipo en emitir este tipo de activos en América Latina.

Entre 2017 y 2020, ha realizado cinco emisiones por más de 37,000 millones de pesos, lo que lo convierte en el principal emisor de bonos con enfoque sostenible en México.

Su más reciente emisión la realizó el pasado 27 de noviembre en la Bolsa Mexicana de Valores, obteniendo financiamiento por 7,500 millones de pesos. Ésta se colocó a una tasa de interés variable y obtuvo calificaciones ‘AAA’ por parte de las agencias calificadoras Fitch México, Standard & Poor’s y Moody’s.

Las nuevas emisiones han recibido la nota “AAA(mex)” por las firmas citadas, que es la máxima calificación a escala nacional que se otorga a los emisores por su muy bajo riesgo y alta capacidad crediticia.

Las casas de Bolsa de Santander, Banorte y Scotiabank Inverlat son los intermediarios colocadores de los bonos sostenibles de Banobras de este 2021.

Por ser una emisión etiquetada, la oferta obtuvo la certificación sustentable por parte de Sustainalytics, una firma que califica la sostenibilidad de las emisiones de este tipo.

“Con base en los procedimientos de aseguramiento limitado llevados a cabo, no ha llamado la atención de Sustainalytics que nos hace creer que, en todos los aspectos materiales, las Emisiones de Bonos de Sostenibilidad Banobras 2021 no están alineados con el Marco de Bonos de Sostenibilidad de Banobras existente”, dijo la firma.

Te puede interesar:  Wall Street cierra dispar tras golpe por Evergrande; espera anuncio de la Fed

Mediante los recursos que ha captado Banobras con sus distintas emisiones ha respaldado una cartera de proyectos del sector de energía renovable (parques eólicos y parques solares) destinando alrededor de 16,600 millones de pesos; en programas de recuperación de desastres en donde ha canalizado préstamos por 7,445 millones de pesos a 11 gobiernos estatales; así como en infraestructura de servicios públicos asignando créditos por 7,641 millones de pesos que se han usado para proyectos de hospitales en cinco estados de la República Mexicana.

“Consideramos que la garantía explícita del gobierno le permite a Banobras reducir su riesgo de refinanciamiento y mantener indicadores de liquidez adecuados para cubrir sus necesidades financieras y operaciones comerciales. Adicionalmente, el banco de desarrollo cuenta con un portafolio de inversiones compuesto principalmente por instrumentos del gobierno federal, los cuales consideramos de alta liquidez”, señaló S&P Global Ratings.

Los bonos sostenibles son instrumentos de deuda creados para levantar fondos destinados a financiar proyectos que buscan tener efectos ambientales y socioeconómicos positivos entre las comunidades.

Banobras es el banco de desarrollo más grande de México y uno de los principales prestamistas de los gobiernos estatales y tiene una posición relevante en el sector de infraestructura local.

Larry Fink, CEO

BlackRock, en busca de una  transición energética “justa”

El presidente y director ejecutivo del fondo de inversión BlackRock, Larry Fink, hizo un llamado para que los gobiernos y el sector privado trabajen en conjunto para diseñar un plan de largo plazo que permita lograr una transición energética justa para combatir el cambio climático.

Durante su participación en la 84 Convención Bancaria, el CEO del administrador de fondos más grande del mundo mencionó que las economías deben asegurar que esta transición a energías renovables “sea justa y razonable”, puesto que no se puede tener políticamente un cambio dejando atrás a algunos segmentos de la sociedad.

En el caso de México, dijo, se necesita voltear hacia nuevas tecnologías de energía limpia para tener una “prima verde” libre de carbono, aunque reconoció que para países en desarrollo esto puede ser difícil.

Te puede interesar:  Bitcoin repunta a 43,000 dólares tras impacto de Evergrande en criptomonedas

«El problema es que en México no hay prima verde entre el uso de hidrocarburos y la energía solar y eólica”, explicó el directivo.

Sobre ello recordó que el frío extremo que se vivió en Texas, Estados Unidos, en febrero pasado, fue “un grito desesperado” que confirmó la importancia de invertir en energías renovables, ya que aseguró, seguiremos usando hidrocarburos por los próximos 50 años.

“Como inversionistas vemos grandes oportunidades para invertir en energías alternativas, en nuevas tecnologías y en nuevas técnicas de agricultura», dijo.

Resaltó que debido a que se va a lidiar con el cambio climático, lo cual es un riesgo no solo para la salud de la tierra, sino para las inversiones, ya se está dando un cambio en la manera de invertir y los que no se sumen van a sufrir la reasignación de capital.

Aseguró que “esto es apenas el inicio”, porque cada conversación que sostiene con inversionistas en México, Brasil, Japón, China o Estados Unidos, se centra principalmente en cómo van a enfrentar el riesgo climático y cómo diseñar sus carteras hacia el futuro.

Fink consideró que los cambios que provocó la pandemia de Covid-19 en los hábitos de consumo, comunicación y en la forma de hacer negocios son macro tendencias que no se van a revertir.

“Los seres humanos nos adaptamos y aprendemos de las crisis. Cuando pensamos en la aceleración del uso de la tecnología, en el consumo de información y de productos, en la forma de hacer negocios, tendencias que nos habrían tomado 10 años, pero finalmente se dieron en un año y se van a quedar por mucho tiempo”, sostuvo.

Mencionó que la pandemia si bien es un riesgo para la salud, el cambio climático es un riesgo para la salud de la tierra y si no logramos reducir la temperatura vamos a ver cambios dramáticos.

judith.santiago@eleconomista.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link