Economía

A pesar de que la inflación es un peligro para Estados Unidos, la Fed dice que no cambiará sus políticas monetarias

La Fed, al igual que el gobierno de Joe Biden, considera que es preferible desplegar una ayuda generosa, a pesar del previsible aumento de ciertos precios, a no inyectar suficiente dinero y correr el riesgo de dejar una cicatriz duradera en el mercado laboral

A pesar de que la inflación es un peligro para Estados Unidos, la Fed dice que no cambiará sus políticas monetarias
La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, informó que hay un pequeño peligro de inflación, sin embargo consideró que es manejable y controlable.
Foto:
Alex Wong / Getty Images
 

Los temores de una vuelta a la inflación siguen siendo elevados en Estados Unidos y todos los ojos están ahora puestos en la Fed, a pesar de que el Banco Central ha repetido que no están dadas las condiciones para un cambio de sus políticas.

Robert Frick, economista de la Navy Federal Credit Union, aseguró a AFP que no se no se espera que en la reunión del Comité Monetario de la Fed  se decida alterar los tipos de interés. “Estoy seguro de que la Fed seguirá determinada a mantener las tasas donde están”.

Las autoridades de la Fed siguen insistiendo en que se necesitará más que una leve subida de precios durante unos meses para que endurezcan su política monetaria, y observan que si lo hacen pueden poner en peligro la recuperación económica.

Por lo tanto, hasta que se regrese al pleno empleo y la inflación supere el 2% “por un tiempo”, las tasas no deberían despegar del 0 al 0.25%, niveles entre los que han oscilado desde hace un año.

Te puede interesar:  Los balnearios, en pie de guerra contra el Imserso por el retraso en la ejecución del programa que llevará a los pensionistas

En cuanto a las compras de activos, que permiten el buen funcionamiento de los mercados al inyectarles liquidez, tampoco deberían reducirse. La economía aún necesita apoyo para salir de la crisis en la que la sumió la Covid-19.

La Fed, al igual que el gobierno de Joe Biden, considera que es preferible desplegar una ayuda generosa, a pesar del previsible aumento de ciertos precios, a no inyectar suficiente dinero y correr el riesgo de dejar una cicatriz duradera en el mercado laboral.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, informó “que hay un pequeño peligro de inflación”, sin embargo consideró que “es manejable” anticipando “un movimiento temporal”. Todo debería volver a la normalidad después de unos meses, agregó. Si los precios subieran demasiado “tenemos las herramientas para lidiar con ello”, consideró.

Los funcionarios de la Fed también actualizarán sus pronósticos para los próximos años, precisando qué evolución del PIB y de la tasa de desempleo prevén, y también qué tasa de inflación.

Te puede interesar:  La crisis de la inmobiliaria china Evergrande dispara el miedo a un contagio

Los temores inflacionarios se ven alimentados por el auge económico esperado en la primavera boreal, gracias a la campaña masiva de vacunación y al plan de emergencia de $1,900 billones de dólares promulgado por Joe Biden.


Este contenido fue publicado originalmente en: Link