Economía

Los contribuyentes no pagarán $10,200 en beneficios de desempleo gracias al paquete de estímulo

El gobierno federal considera que los beneficios por desempleo son  ingresos gravables, aunque los impuestos no se retienen automáticamente de los pagos de beneficios. Los beneficiarios por desempleo deben solicitar que se retengan impuestos de su formulario de beneficios, la retención se limita al 10%

Los contribuyentes no pagarán $10,200 en beneficios de desempleo gracias al paquete de estímulo
El hecho de que se cambiara la ley tributaria un mes después de que el IRS comenzara a aceptar impuestos promete complicar todavía más una temporada de presentación de impuestos que ya era desafiante para el gobierno.
Foto:
Shutterstock
 

El paquete de estímulo por $1,900 billones de dólares incluye una exención fiscal para los trabajadores desempleados. La ley exime de impuestos federales sobre la renta de hasta $10,200 en beneficios por seguro de desempleo para aquellos que ganan menos de $50,000 al año, generando miles de dólares de ahorro.

Los estados que gravan los beneficios por desempleo deben decidir si permitirán que se eliminen esos impuestos estatales. El cambio es una buena noticia para muchos contribuyentes, que podrían ahorrar hasta $25 mil millones, de acuerdo con el Wall Street Journal.

El gobierno federal considera que los beneficios por desempleo son  ingresos gravables, aunque los impuestos no se retienen automáticamente de los pagos de beneficios, de la misma forma en que un empleador podría deducir los impuestos de su cheque de pago.

Los beneficiarios por desempleo deben solicitar que se retengan impuestos de su formulario de beneficios, la retención se limita al 10%. Esto generó confusión en los trabajadores que recibieron beneficios por desempleo en 2020 y presentaron sus impuestos para encontrar su reembolso o para que les dijeran que deben dinero.

Te puede interesar:  El precio de la electricidad vuelve a dispararse y superará los 175 euros MWh este miércoles

Bajo los cambios en la nueva ley, una persona que estuvo desempleada durante parte o todo el 2020 podría ahorrar miles en impuestos. Alguien que recibió $10,200 o más en beneficios por desempleo, y está en la categoría impositiva del 10%, podría ahorrar $1,200 en impuestos federales sobre la renta.

Sin embargo, el hecho de que se cambiara la ley tributaria un mes después de que el IRS comenzara a aceptar impuestos promete complicar todavía más una temporada de presentación de impuestos que ya era desafiante para el gobierno, en especial por los retrasos que se han presentado para las devoluciones.

Hasta el momento, el IRS aún no ha emitido una guía sobre cómo los contribuyentes a los que se les informó que deben dinero, con base en la antigua ley tributaria, pueden reclamar cualquier dinero que hayan pagado en exceso de acuerdo con la nueva ley.

Los expertos fiscales aseguran que los contribuyentes deben presentar una declaración enmendada. Los profesionales en impuestos aconsejan a las personas que esperen a presentar su declaración para que el IRS tenga tiempo para emitir una guía y para que el software de impuestos se ponga al día con la nueva ley.

Te puede interesar:  Ecuador concesionará tres bloques de proyectos de energía por 1.861 millones de dólares

Otra razón para esperar a presentar la declaración, tiene que ver con que algunos estados pueden cambiar su legislación fiscal para seguir la orientación federal. Los estados como Alabama, California, Montana, Nueva Jersey, Pensilvania y Virginia ya eximen de impuestos las prestaciones por desempleo.

Se aconseja que todas las dudas surgidas del tema sean consultadas directamente en el IRS, así como también por expertos en impuestos, con el fin de que tengas la garantía de tener un mejor monto de beneficios fiscales con base en la nueva ley.


Este contenido fue publicado originalmente en: Link