Opinión

Un gran paso en pro de la privacidad

Seguramente usted ha experimentado después de haber buscado algún hotel para sus vacaciones, boletos de avión a ciertas rutas, o características sobre un nuevo auto, cómo, de manera casi inmediata, aparecen en su pantalla anuncios u ofertas sobre los productos o servicios que usted buscó. En diversas encuestas desde 2017 a la fecha, realizadas a distintos grupos de usuarios de Internet, una apabullante mayoría ha expresado su desaprobación y molestia al respecto.

Finalmente, hace unos días Google anunció que tomará un paso de suma importancia en pro de la privacidad de sus usuarios. A partir de 2022 el buscador dejará de utilizar los rastreadores de comportamiento en línea de sus usuarios que usaba como herramienta para la venta de publicidad dirigida a sus anunciantes.

El paso tomado por Alphabet Inc (Google) demuestra una reacción positiva ante las presiones que audiencias, autoridades de diversos países y reguladores han estado ejerciendo contra los gigantes tecnológicos, principalmente Google, Facebook , Amazon y Apple y con respecto a la privacidad y manejo de datos personales. Con el uso del Internet y el progreso del comercio y otros tipos de actividades en línea, existe un sentimiento de vulnerabilidad generalizado por parte de usuarios y adicional a la intervención oportuna de las autoridades que regulen el manejo de datos personales, debe existir una buena voluntad por parte de las compañías de tecnología que utilizan y guardan esos datos.

Te puede interesar:  México, país dividido

El hecho de que un gigante de la talla de Google haya dado este paso tiene un peso significativo en la industria, pues es de esperarse que este movimiento también provoque una reacción similar por parte de algunos competidores en el negocio de la publicidad digital.  Actualmente muchas empresas confían ciegamente en el seguimiento de las personas para orientar sus anuncios, medir su eficacia e incluso evitar fraudes en línea.

De acuerdo con Jounce Media, Google representó el 52% del gasto  total mundial en publicidad facturado el año pasado, el cual ascendió a 292 mil millones de dólares.

«Si la publicidad digital no evoluciona para abordar las crecientes preocupaciones que la gente tiene sobre su privacidad y cómo está siendo usada su identidad personal, arriesgamos el futuro de la web libre y abierta ”, de acuerdo con David Temkin, el gerente de producto de Google que lidera el cambio.

Según una nota publicada por el WSJ, Google utilizará las nuevas tecnologías que tiene desarrolladas con otros en lo que llama una «caja de arena de privacidad» para orientar anuncios sin recopilar información sobre personas de múltiples sitios web. Una de estas tecnologías analiza los hábitos de navegación de los usuarios en sus propios dispositivos, y permite a los anunciantes dirigirse a grupos agregados de usuarios con intereses similares, o «cohortes», en lugar de usuarios individuales.

Te puede interesar:  Con el metro que mides... serás medido

Este contenido fue publicado originalmente en: Link