Economía

La cadena de supermercados Sánchez Romero perdió 400.000 euros en 2019

Interior de una de las tiendas de Sánchez Romero. En la imagen, Pascual Campos, director comercial de la cadena.
Interior de una de las tiendas de Sánchez Romero. En la imagen, Pascual Campos, director comercial de la cadena.KIKE PARA
 

La cadena de supermercados Sánchez Romero cerró el ejercicio 2019 con unas pérdidas de 400.290,89 euros, un 2,23% menos que los números rojos del año anterior (-409.421,25 euros), según las cuentas anuales presentadas por la compañía. Una ligera mejora tras cosechar un incremento de su cifra de negocios hasta casi los 40,6 millones de euros a lo largo del ejercicio fiscal, que en su caso va del 1 de febrero al 31 de enero.

El aumento de la facturación alcanzó el 10,26%, “muy por encima del crecimiento del sector”, según señala la empresa en el informe de gestión. En este ejercicio la firma ha mantenido su apuesta para crear una nueva Sánchez Romero. “En el año 2019 la compañía ha seguido avanzando por su firme apuesta por la omnicanalidad y la digitalización y en los planes de crecimiento, innovación, creación de empleo y desarrollo de servicios y experiencias premium”, sostiene la cadena de supermercados, que cambió de propietarios en 2017.

Así, Sánchez Romero encaró la crisis del coronavirus sin haber logrado beneficios en los últimos años. Aunque en el caso del sector de la alimentación no ha sido de los más castigados por la pandemia. “Desde el primer momento en que se generó esta situación la compañía ha ido poniendo en marcha una amplia batería de medidas sanitarias y de higiene, seguridad y logística, destinadas a preservar la seguridad de nuestros trabajadores y clientes, garantizar el aprovisionamiento y las existencias en nuestras tiendas y ampliar y reforzar todo el resto de los canales de venta no presenciales”, se avisa en sus cuentas.

Te puede interesar:  Los balnearios, en pie de guerra contra el Imserso por el retraso en la ejecución del programa que llevará a los pensionistas

Pese al incremento de los gastos, la sociedad no espera que tenga un impacto negativo sobre sus cuentas. “Todas estas medidas han contribuido a generar una respuesta adecuada a la gran demanda de aprovisionamiento de nuestros clientes y de los consumidores ciudadanos en general, con crecimiento significativos de las ventas en todas las tiendas y a través de todos los canales que, en principio, deben de compensar toda la serie de gastos extraordinarios asumidos por la sociedad para hacer frente adecuadamente a esta situación sobrevenida, sin que, por tanto, se espere un impacto negativo en las cuentas de la sociedad durante el periodo que se mantenga el estado de alerta”.

Nueva inauguración

La cadena inauguró en 2019 su undécima tienda, en la población madrileña de Majadahonda. “Supone un nuevo formato de tienda periférica, fuera de trama urbana consolidada, y que está dotada de servicios específicos tales como gasolinera abanderada (Oil Sanchez Romero), electrolinera y un moderno concepto de restauración y cafetería”, explica la compañía.

Con esta, Sánchez Romero acabó el 31 de enero con 11 supermercados, todos en la Comunidad de Madrid: “En la propia capital, se encuentran en Paseo de la Castellana, Castelló con Goya, Sor Ángela de la Cruz, Corazón de María, Centro Comercial Arturo Soria y en las urbanizaciones de Mirasierra y Puerta de Hierro. El resto de los establecimientos están en las poblaciones de Alcobendas (centro comercial Moraleja Green), Pozuelo de Alarcón (centro comercial Zielo), Majadahonda y urbanización Pinnea (Majadahonda)”, repasa el informe. Esta expansión también se traduce en un incremento de la plantilla, que durante el ejercicio pasó de 303 trabajadores a 335, lo que tuvo su impacto en el gasto de personal que pasó de 8,1 millones de euros a 8,9 millones en el 2019.

Te puede interesar:  La Bolsa de Tokio no opera hoy por festivo

En este año se concluyó también el trabajo de Acerta para la transformación digital de la compañía, según se recoge en las cuentas. “El proyecto ha quedado finalizado. Durante esta anualidad 2019/20 se ha llevado a cabo la ejecución de las últimas tareas previstas para cubrir todos los requisitos del sistema. Concretamente se ha trabajado en la fase 1 de diseño de la solución incorporando todos los requisitos funcionales y no funcionales que quedaban pendientes relativos al área contable y de administración, la tienda online, el TPV y el área de gestión de recursos humanos”, explica el informe de certificación y ejecución. La cadena ha dedicado a estas tareas 649.216,92 euros (205.700,08 euros en el ejercicio 2017, 278.420,34 en 2018 y 165.096,50 euros en 2019).

Este contenido fue publicado originalmente en: Link