Opinión

Balance de resultados corporativos al 2020


 

Consideramos que el primer trimestre del 2021 reflejaría un “bache” en la tendencia positiva observada a finales del 2020, debido a las restricciones de movilidad en enero dado el rebrote de contagios en el país

Finalizó la temporada de reportes trimestrales al cierre del 2020 y con ello pudimos constatar la reactivación de diferentes industrias que habían sido gravemente afectadas tras la pandemia.

A diferencia de otros trimestres, donde el comparativo de resultados lo realizamos típicamente de forma anual para evitar el efecto estacional en cada trimestre del año, el enfoque en esta ocasión fue en el comparativo secuencial, es decir, contra el trimestre inmediato anterior.

Ello, con el fin de analizar de mejor forma el punto de inflexión operativo en industrias con mayor sensibilidad a las restricciones de movilidad, como el sector turismo.

El tráfico de pasajeros en los distintos aeropuertos que cotizan en el mercado, como OMA, ASUR y GAP, mostró una recuperación importante; de igual forma, la ocupación hotelera en el 4T20 incrementó respecto al trimestre inmediato anterior.

Consideramos que el primer trimestre del año en curso reflejaría un “bache” en la tendencia positiva observada a finales del año pasado, considerando las restricciones de movilidad en enero pasado dado el rebrote de contagios en diversas ciudades del país.

Sin embargo, esperamos que esto podría sobrepasarse hacia el 2T21 asumiendo una gradual disminución en la ocupación hospitalaria en el país y, con ello, un cambio de semáforo que permita la apertura total de distintas actividades que no han podido operar a plena capacidad.

Te puede interesar:  La Gran Carpa

Sin duda, la evolución en los procesos de vacunación dará fortaleza a la confianza del consumidor para afianzar este importante supuesto.

De acuerdo con nuestros cálculos, al cierre del 4T20, el principal indicador accionario de la BMV mostró un crecimiento en ingresos de 5.2%, al igual que un avance secuencial en el flujo operativo o EBITDA (utilidad antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, por sus siglas en inglés) de 2.2 por ciento.

Por otro lado, la deuda neta del índice reflejó una reducción cercana al 12% respecto al 3T20.

Consideramos que estos datos son positivos de cara a la coyuntura económica tan compleja por la que atravesamos y que se derivó de medidas cautelares por parte de las administraciones por preservar la liquidez de las empresas.

Los sectores de minería y construcción mostraron reportes destacables asumiendo crecimientos en volúmenes y precios en general.

Por otro lado, emisoras como LACOMER y BIMBO lograron fortaleza en resultados en sintonía con las compras domésticas dadas las restricciones que hubo en movilidad.

De igual forma, el segmento de arrendamiento industrial se ha caracterizado por ocupaciones importantes y continuidad en los flujos de operación sin necesidad de otorgar mayores concesiones a sus inquilinos.

El desempeño del índice en el mercado ha incorporado estos resultados y se encamina a lograr máximos del año, ubicándose cerca de las 47,500 unidades a la fecha de este análisis.

Te puede interesar:  La nueva estación espacial de Rusia utilizará Inteligencia Artificial y robots

Nuestro pronóstico del índice hacia finales del 2021 de 48,000 puntos no refleja un potencial interesante bajo los niveles actuales.

Proyectamos que la rentabilidad de las empresas podría mostrar cierta afectación por un consumo aún débil en el año, acompañado de una afectación en los márgenes de las empresas en la primera mitad del 2021 de cara a un entorno de altos precios internacionales en commodities.

Se añade también que la base comparativa en el 1T21 será difícil respecto al mismo periodo del año anterior y en términos secuenciales.

Dado este último factor, otra variable importante a considerar es la inflación. Para los próximos meses, episodios en el que el componente inflacionario se ubique por encima del 4% empiezan a materializarse, llegando posiblemente a un máximo por encima del 4.5% en abril del 2021.

Lo anterior como consecuencia de la compleja base comparativa anual que se tendrá, por la resistencia en el componente subyacente y la aceleración de los energéticos.

A pesar de nuestro panorama y objetivo del principal índice accionario para este año, consideramos que el stock picking otorga oportunidades atractivas en distintas industrias.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link