Economía

Ericsson anuncia que no participará en el Mobile World Congress de Barcelona por razones de seguridad

Stand de Ericsson en el Mobile World Congress de Barcelona de 2019.
Stand de Ericsson en el Mobile World Congress de Barcelona de 2019.Rafael Marchante / Reuters
 

El fabricante sueco de redes de telecomunicaciones Ericsson ha anunciado que no participará en la edición de este año del Mobile World Congress de Barcelona alegando motivos de seguridad y la preservación de la salud de clientes y directivos “en vista de los continuos impactos de la covid-19”. El anuncio se produce apenas unas horas después de que la GSMA, la asociación que organiza el congreso mundial de móviles, publicara los planes de salud y seguridad para el evento de este año, que se ha retrasado de febrero a junio, para tranquilizar a los posibles asistentes.

El anuncio de la firma sueca supone un duro golpe para el MWC21 de Barcelona por el efecto dominó que pudiera tener con otros grandes expositores, como ya sucediera el pasado año. El 5 de febrero de 2020, el fabricante surcoreano de móviles LG abría la veda al anunciar que suspendía su presencia en el congreso por el temor al coronavirus, y apenas una semana después, la GSMA se veía obligada a cancelar el Congreso tras una oleada de deserciones encabezadas por las multinacionales estadounidenses (Cisco, Intel, AT&T, Sprint, Facebook y Mcafee) y que arrastró también a los fabricantes de móviles (Vivo, Sony, TCL o HMD) y, en último término, a los grandes operadores europeos como Vodafone, Deutsche Telekom y BT.

Te puede interesar:  AT&T y Discovery negocian la creación de un nuevo gigante de los contenidos digitales

De hecho, Ericsson fue uno los primeros participantes en la edición del año pasado en anunciar que no acudiría al evento por las mismas razones de seguridad que alega ahora para renunciar a su participación en el MWC21, que tiene previsto celebrarse en Barcelona entre el 28 de junio y el 1 de julio.

“En vista de los continuos impactos de la covid-19 y nuestra consideración principal hacia nuestra gente, su salud y bienestar, hemos decidido no participar en el MWC 2021. La decisión, aunque lamentable, refleja nuestro enfoque de precaución para manejar la pandemia desde la perspectiva de las personas y los viajes mientras los programas de vacunación se implementan en todo el mundo”, aseguró Ericsson en un comunicado. “Esperamos tener la oportunidad de volver a unirnos a eventos futuros y seguir trabajando en estrecha colaboración con la GSMA y los socios de la industria”, añadió.

El aldabonazo de la firma sueca, uno de los tres principales fabricantes de redes de telecomunicaciones del mundo junto a Nokia y Huawei, se produce justo cuando la GSMA acaba de hacer público su plan de seguridad contra la propagación de la covid-19 en la edición de este año, que incluye la petición de un test negativo a cada asistente cada 72 horas, y la organización de espacios y puntos de control de temperatura para garantizar en todo momento la seguridad. Con estas medidas, los organizadores prevén que en esta edición acudan entre 45.000 y 50.000 personas, la mitad aproximadamente de los 109.000 asistentes al congreso de 2019.

El optimismo oficial de la GSMA, formada por los principales operadores mundiales como Telefónica, Orange, Vodafone o AT&T, contrasta con las reticencias de muchas multinacionales (y los propios operadores) a acudir al evento cuando persisten restricciones de viajes en la mayor parte de los países y las previsiones de las campañas de vacunación no está claro que garanticen un entorno seguro frente a la pandemia.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link