Economía

Se agotan en minutos los primeros test rápidos de covid que se venden en los Aldi y Lidl de Alemania

Los primeros test rápidos para la detección de casos de coronavirus que comenzaron a comercializarse ayer sábado en los supermercados Aldi y Lidl en Alemania se agotaron en apenas unos minutos, tras registrarse largas colas para su adquisición, pese a que se ha limitado su compra a un máximo de cinco test por persona.

Este sistema diagnóstico solo se vende en Alemania, a un precio entre 5 y 10 euros. El kit incluye el bastoncillo que se introduce en la nariz para obtener la muestra. El resultado está disponible en 15 minutos y con una eficacia de entre el 80% y el 96%. En España, la legislación no permite su venta en supermercados, y el Gobierno se ha mostrado siempre reticente a que se hagan test fuera del circuito sanitario.

En distintos centros comerciales de Aldi de los estados de Berlín y Brandeburgo los test se habían agotado minutos después de las siete de la mañana, la hora de apertura, algo que ha ocurrido también en otras ciudades, según el diario Die Zeit. También se pudieron ver imágenes de colas en la puerta de los supermercados Aldi, al amanecer, con mascarillas y carros de compra en los aparcamientos, antes de que abriesen sus puertas. La cadena rival Lidl, que empezó también a ofrecer este sábado los test rápidos de coronavirus pero solamente en su página web, sufrió problemas con el servidor por un exceso de visitas.

Está previsto que en los próximos días otras grandes cadenas de distribución alemanas, como Rewe y Edeka, así como las droguerías Dm y Rossmann, comiencen también a comercializar los test rápidos. Las farmacias han indicado asimismo su intención de venderlos.

Te puede interesar:  La ONU advierte que largos horarios en el trabajo causan 745.000 muertes anuales

Tres test aprobados

El Instituto Federal de Medicamentos de Alemania ha aprobado tres test rápidos: Rapid SARS-CoV-2 Antigen Test Card , LYHER Covid-19 Antigen Schnelltest Nasal y CLINITEST Rapid COVID-19 Self-Test. El Gobierno alemán pretende con esta medida agilizar la detección de contagios en el país. Además de las dos cadenas citadas, los test se venderán también en farmacias, droguerías y otros supermercados.

La compañía Siemens Healthineers explica que su prueba rápida de antígeno Covid-19 CLINITEST se puede hacer perfectamente por personas sin formación sanitaria. Así, realizó un estudio de 50 personas sin formación médica que se practicaron la prueba a sí mismos con la ayuda de las instrucciones de uso. “La autoprueba de antígeno CLINITEST COVID-19 ofrece a los usuarios una gran flexibilidad para realizar la prueba con resultados de muy buena calidad”, dijo Christoph Pedain, director de diagnóstico en el punto de atención de Siemens Healthineers.

La empresa explica que esta autoprueba implica tomar muestras de ambas fosas nasales con un hisopo. Luego, el hisopo se lava en un reactivo, disolviendo una proteína específica de la superficie del virus. Este líquido se deja caer en un agujero en la cajita de prueba. En 15 minutos, la muestra de prueba fluye hacia el campo de visión del casete y se vuelve visible mediante un guion. La posición y el número de líneas indican si el resultado de la prueba es positivo o negativo, o si se hizo algo incorrectamente durante el procedimiento de prueba y la prueba debe repetirse.

Te puede interesar:  Podrías perder el pago de tu cheque de estímulo si no presentas tu declaración de impuestos antes de este lunes

“Al hacer que la prueba rápida de antígeno Covid-19 esté disponible para uso no profesional en Alemania, estamos abriendo nuevos caminos y cumpliendo aún más nuestra responsabilidad social para apoyar el regreso a la normalidad social”, dijo Bernd Ohnesorge, jefe de la región de Europa, Medio Oriente y África en Siemens Healthineers. La farmacéutica ha iniciado el procedimiento regular de evaluación de la conformidad del marcado CE para la autoadministración por personas no profesionales.

Los test rápidos son, junto a la campaña de vacunación, un pilar clave de la estrategia de desescalada del Gobierno alemán. El Ejecutivo cree que el uso masivo de estas pruebas ayudará a detectar más rápidamente a los infectados y cortará las cadenas de contagios.

Alta incidencia

Alemania registra una incidencia acumulada en los últimos siete días en todo el país asciende a 65,6 casos por cada 100.000 habitantes, con lo que esta variable sigue estable. En comparación, la incidencia acumulada este viernes era de 65,4 y hace una semana, de 63,8. En total, Alemania suma 2.492.079 personas infectadas, de las que unas 2.299.400 se han recuperado, y 71.804 muertos a causa del Sars-CoV2.

Según datos de este viernes, Alemania ha vacunado a 4,915 millones de personas, de los que sólo 2,410 millones han recibido las dos dosis (2,9% de la población).

Este contenido fue publicado originalmente en: Link