Economía

Las actuaciones de la Inspección por los planes de Igualdad alcanzan máximos en 2020

La Inspección de Trabajo puso en marcha 1.540 actuaciones sobre los planes de igualdad en 2020. Es la cifra más alta desde que en 2007 se crearon en estas herramientas para tratar de impulsar la igualdad entre hombres y mujeres en el mercado laboral, según las memorias anuales de la Inspección y los datos provisionales de 2020 a los que ha tenido acceso este diario. Esas actuaciones han dado lugar a 705 requerimientos que, por ahora, han dado lugar a 38 infracciones y a 71.617 euros en sanciones. A falta de que los últimos datos se consoliden, el número de infracciones y sanciones es inferior al de ejercicios anteriores.

Las actuaciones sobre los planes de igualdad no son las únicas acciones de la Inspección para combatir la discriminación de género en el mercado laboral. Por ejemplo, en 2019, último ejercicio con todos los datos completos, las actuaciones en este campo fueron 7.201 y el importe de las sanciones llegó casi a 1,8 millones. Ambas cifras son las más altas hasta el momento, siguiendo la información que contienen las memorias anuales de la Inspección. En ese ejercicio las actuaciones por los planes de igualdad llegaron a las 1.169 y las sanciones supusieron algo menos de 200.000 euros.

Te puede interesar:  El primer ministro de Perú amenaza con nacionalizar el yacimiento de gas de Camisea

Los planes de igualdad son obligatorios en las empresas de más de 250 trabajadores desde hace 14 años, cuando se aprobó la Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. En 2019, ese umbral se bajó a las empresas de más de 50 empleados en un decreto ley que, además, creó un registro de estos planes y que obligaba a que estos incluyeran una auditoría salarial. Los reglamentos que desarrollaron estas medidas se aprobaron finalmente el pasado octubre. El primero entró en vigor el pasado enero. El segundo empezará a aplicarse en abril y, además de las auditorías, incluye otros instrumentos como los registros retributivos o un sistema de valoración de puestos de trabajo para “hacer efectivo el derecho a la igualdad de trato y a la no discriminación entre mujeres y hombres en materia retributiva”.

A la hora de perseguir la discriminación de género, la Inspección de Trabajo suele encontrarse con el problema de detectar la discriminación indirecta que se produce y que se traduce en desigualdades como la brecha salarial. La directa es absolutamente ilegal desde 1980. Para eliminar ese obstáculo, es por lo que se han creado los registros de los planes de igualdad y otros instrumentos como las auditorías y registros salariales, herramientas que buscan combatir esa discriminación indirecta.

Te puede interesar:  La directora financiera de Huawei aterriza en China tras ser liberada en Canadá

Este contenido fue publicado originalmente en: Link