Empresas

Hay 20 millones de personas demandando un empleo en México, asegura Jorge Sales Boyoli

Foto EE: Francisco Peña

 

La primera secuela laboral a un año de la pandemia, es que hay 20 millones de personas que están demandando un empleo de tiempo completo, así lo aseguró Jorge Sales Boyoli, especialista laboral en el webinar “Mercado laboral. Efectos Secundarios de la Covid-19”, quien explicó que en primera instancia hay 2.5 millones de desocupados; más 8 millones subocupadas y 9.5 millones de personas dejaron de buscar empleo que sumadas, “de ese tamaño es la demanda en México por una fuente de trabajo”, apuntó.

Otro dato que merece la pena de una reflexión sobre el mercado laboral, expuso, es que más de la mitad de la población ocupada está en la informalidad, es decir, “que no tienen seguridad social, no tiene contrato individual de trabajo, ni prestaciones o ninguna de las 3. Ahí están por ejemplo los autónomos, los trabajadores de las plataformas digitales, los que trabajan por honorarios, los vendedores ambulantes, no están por ejemplo, los franeleros o un payaso que nos entretiene en un alto de la ciudad, ellos no están ahí, ellos simplemente no o existen en el mercado laboral y el Inegi los consideran vehículos de transferencia de riqueza de un hogar a otro”.

Te puede interesar:  Nestlé apuesta al mercado de chocolate desde su producción

Boyoli expuso que en lo que respecta a la generación de empleos formales, en México debieran generarse 100,000 fuentes de trabajo formales cada mes, “los empleos formales son empleos con contrato, con prestaciones y con seguridad social, la seguridad social es más que el IMSS”; pero que sin duda aún no hay condiciones para que se alcance esa cifra.

Las personas que no encuentran trabajo, pero que siguen demandando uno en el mercado laboral, el 47% son una mezcla generacional entre Millennials y la Generación X, que son personas de entre 25 y 44 años, “esto habla de precarización de empleo, ya que estas personas toman empleos con bajos salarios y sin todas las prestaciones; por ello, habría que empezar a reflexionar si no tenemos que pensar en una regulación laboral especial para las plataformas digitales, por ejemplo, ya que se han convertido en un refugio de este sector poblacional que se ve afectado”.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link