Opinión

Fabián Medina rompe con Marcelo Ebrard

La emoción humana dibuja el carácter de sus pasiones.

Fabián Medina quiso hacer pública la ruptura con su jefe Marcelo Ebrard, rompiendo con el molde que manda el librito de la burocracia mexicana desde el siglo pasado: “El licenciado Fulanito de Tal presentó su renuncia por motivos personales”.

El jefe de la oficina del secretario de Relaciones Exteriores presentó su renuncia a través de una carta con dos breves párrafos, pero con siete palabras que no esconden su enfado: “Ante la situación actual en la Cancillería (…)”. Es decir, Fabián Medina deja su puesto ante un entorno que para él se hace insoportable.

Medina también quiso expresar su ruptura con Marcelo Ebrard a través del lenguaje transmoderno de las redes sociales: eliminó su fotografía en la que aparece muy sonriente junto a Marcelo Ebrard, y en su lugar colocó una en la que aparece solo. Una imagen en redes vale más que cualquier número de palabras.

Para nadie es secreto la mala relación que existe entre Roberto Velasco y Fabián Medina. Esta columna publicó el 21 de marzo de 2019: “La comunicación entre Medina y Velasco ha desbordado en el encono. No se hablan”.

Roberto Velasco es el segundo funcionario de la SRE con más poder aunque su puesto, Director General para América del Norte, no lo refleje.

Te puede interesar:  La operación de Zebadúa

El presidente López Obrador decidió eliminar la subsecretaría para América del Norte enviando un mensaje a Estados Unidos que no es necesario explicar, la decisión por sí sola lo traduce.

El ataque en un WalMart de El Paso en el que murieron varios mexicanos en agosto de 2019 marcó un punto de inflexión en la agenda del secretario Ebrard. Decidió llevar a la agenda bilateral, y con mucha fuerza, el tema del trasiego de armas. Sin embargo, se atravesó la pandemia y el tema fue relegado.

Durante el último trimestre del año pasado, el tema regresó a la agenda de Fabián Medina. Su equipo de trabajo participó en varios seminarios universitarios para hablar sobre el tema.

Donald Trump era presidente. No pasaba nada, absolutamente nada si el gobierno de México criticaba a Estados Unidos a través del tema de las armas. Pero llegó Joe Biden a la Casa Blanca.

Roberto Velasco no puede trabajar con un discurso de conciliación si desde el despacho de Marcelo Ebrard surgen ráfagas en contra de Estados Unidos. La situación ya no era tolerable.

La función principal del subsecretario para América del Norte es atender a los consulados. Dos eventos han trastocado la oficina de Velasco en los últimos días: el caso de la ministra se la Suprema Corte, Yasmín Esquivel Mossa, y el grotesco caso del cónsul en Leamington, Darío Bernal. Yasmin Esquivel niega haber recibido la vacuna en San Antonio, Texas, a través de su matrícula consular. Bernal, por su parte, apareció en un video masturbándose frente a una computadora.

Te puede interesar:  La Cultura de la Paz, Las Mujeres y el Tejido Social

¿Tienen relación estos casos con la renuncia de Medina? Hay que investigarlo.

Fabián Medina ha tenido varios desencuentros con funcionarios cercanos a Ebrard.

Qué decir del tuit que Medina dedicó a Martha Delgado algunos años después de que ella ocupara el puesto de secretaria del Medio Ambiente en la administración de Ebrard como Jefe de Gobierno (2006-2012). Medina escribió que fue él, y no Martha Delagado, quien viajó a Barcelona para traer el programa de bicicletas públicas a la Ciudad de México. Martha Delgado sería nombrada por Marcelo Ebrard como subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos.

Las pasiones revelan las obsesiones humanas. Medina rompe con Ebrard.

@faustopretelin

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com