Opinión

Transparencia sobre debido proceso, ¿en serio?

Desde hace más de dos meses el presidente Andrés Manuel López Obrador utiliza en las mañaneras una retórica electorera, comprensible porque mucho del futuro de su 4T depende de un aplastante triunfo en las elecciones del próximo junio.

Sabe el inquilino de Palacio Nacional en control absoluto del flujo de información oficial, que tiene todas las cartas para jugarlas en su beneficio y, acostumbrado al riesgo, ya empieza a moverse en los límites de la legalidad. Peligroso para él y sobre todo para la República.

Inaceptable que el jefe del Estado mexicano proclame que antes que el debido proceso está la transparencia. Inaceptable en un Estado de derecho, además de incumplir en aras de objetivos electorales con su juramento de respetar la Constitución y sus leyes.

Absurdo, ¿reforma para renegociar contratos?

Vieja historia la de quien disputa los frutos de un manzano con su vecino, manzano en el límite de los predios y cuyas ramas abarcan ambos lados. Quiere dialogar. Derriba al vecino de un puñetazo, le da la mano para levantarle y le dice: “negociemos, vecino”.

Así de suigéneris parece la estrategia del gobierno de la República para forzar a renegociar los contratos de particulares que legalmente están el sector de la electricidad desde hace muchos años y que para ello haya hecho aprobar la reforma eléctrica.

Te puede interesar:  México 5G, ya

Así cumple el gobierno de la República tres objetivos: renegocias condiciones que le beneficien, garantiza que no habrá expropiaciones y consigue su propósito político de quedar como los nuevos nacionalizadores del sector.

Morena: ¡A demolerlas universidades públicas!

En este espacio se ha recordado con cierta añoranza que hasta hace casi tres décadas las élites empresariales, políticas y sociales egresaban de las universidades públicas, el instrumento más formidable de movilidad social.

Es sabido que casi todas las universidades públicas sobreviven y conservan su excelencia académica mediante el cobro de cuotas a los estudiantes, y no sólo educan e instruyen, en muchas de ellas se hace investigación.

De los diputados y senadores de esta Legislatura depende que las universidades públicas vuelvan a florecer o a sucumbir bajo el peso de la demagógica gratuidad que ofrece Palacio Nacional, para ser reemplazadas por la mediocridad de las “aulas populares”.

Notas en remolino

Al gobierno federal no le importará si el caso del gobernador tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca lo desafuera o no el Congreso de la entidad. Ya el caso es una más de las armas para el discurso de campaña electoral que, obviamente, subraya la lucha contra la corrupción… A su manera, el canciller Marcelo Ebrard ha dejado entrever que, a 42 días de tomar posesión, el gobierno de Estados Unidos que encabeza Joseph Biden no ha definido cuál política de seguridad tendrá en la relación con México. Así que lo que se diga, se rumore o se chismee, no vale… Morena… La Cofepris no autoriza todavía el remdesivir, remedio que atenúa efectos del Covid-19, aunque el laboratorio ya liberó la patente, pero, como dice el clásico reciente, ¡imagínense autorizarlo para que lo produzcan los grandes productores mexicanos de genéricos! Vade retro, satanás…

Te puede interesar:  El distorsionado encanto de la burguesía

Este contenido fue publicado originalmente en: Link