Economía

España se sitúa como el segundo país más igualitario del mundo

Patio de operaciones de la Bolsa de Madrid durante la sesión de hoy.
Patio de operaciones de la Bolsa de Madrid durante la sesión de hoy.Altea Tejido / EFE
 

La igualdad de género en las grandes empresas cotizadas en los mercados de valores mundiales progresa año tras año, según Diana van Maasdijk, consejera delegada de Equileap. Es la conclusión más positiva que se desprende del estudio que realiza anualmente la empresa proveedora de datos y métricas de equidad para los inversores tras analizar la información de 3.702 organizaciones que fluctúan en las Bolsas de 14 países y cuya capitalización supera los 2.000 millones de dólares. Compañías que en conjunto emplean a 98 millones de personas. En 2020 estas empresas avanzaron dos puntos hasta situarse en una media del 64%. Sin embargo, todavía estamos lejos de alcanzar el equilibrio de género y sólo una minoría, 10 compañías, lo lograron en todos los niveles de su organización, desde el consejo de administración al comité ejecutivo, la alta dirección y el conjunto de la plantilla.

“Lo que también es muy positivo es la mejora experimentada por las empresas españolas debido a la normativa que exige más información sobre cuestiones de género y métricas de equidad”, afirma Von Maasdijk. De hecho, España se sitúa como el segundo país más igualitario del mundo, con una nota del 49%, solo por detrás de Francia, con el 51%. En el último año ha avanzado 6 puntos. Aunque la corporación mejor situada en el ranking de las 100 primeras compañías, Caixabank, ocupa la posición 44. También están en el pelotón de cabeza Red Eléctrica (53), Mediaset (82), Banco Santander (85), Inditex (86) y Ence (95). Y entre los puestos 102 y 178 se suman NH Hoteles, Enagás, Repsol y Endesa.

Las firmas españolas destacan justamente por lo que en el resto del mundo se dibujan como los principales puntos negros para la igualdad en los centros de trabajo: las políticas corporativas contra el acoso sexual y la transparencia en los datos sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres. En estos dos ámbitos España se coloca en cabeza de la clasificación global. Algo muy destacable, en opinión de la responsable de Equileap, ya que la mitad de las organizaciones analizadas no cuenta con políticas para frenar el acoso pese al empuje del movimiento MeToo (en España el 72% las tienen) y el 85% no publican información sobre las diferencias entre los salarios de las mujeres y los hombres de sus organizaciones, que en España divulgan el 82%. Incluso algunos países, como Reino Unido, han dejado de difundir temporalmente los datos de brecha salarial como resultado de la covid-19.

Te puede interesar:  El G7 acordará un plan para acelerar la respuesta a futuras pandemias

Sin brecha de género

Solo 15 empresas a nivel mundial han cerrado su brecha salarial de género (es decir, la distancia retributiva entre géneros no supera el 3%). Y en este apartado también figura una empresa española: Ence, junto a otros gigantes como General Motors o China Gas.

“Las cosas solo cambian cuando hay una ley que fuerza a las compañías”, afirma Von Maasdijk, que pone como ejemplo, además de a España, a Australia, que sale muy bien parada en la clasificación mundial. Al contrario que Japón y Estados Unidos. Entre las 100 empresas más igualitarias del mundo, que lideran el banco noruego DNB, el grupo inmobiliario australiano Mirvac, la firma de marketing y comunicación británica WPP y las multinacionales de la cosmética L’Oréal y del automóvil General Motors, 21 están radicadas en Australia. Es el país que más se prodiga en este top, pese a que el número de compañías evaluadas (206) es muy inferior al de Estados Unidos (1.451), que solo tiene a 13 firmas entre las de mejor desempeño.

Equileap también analiza la situación de los permisos de paternidad en las organizaciones y sus propuestas de trabajo flexible. Y concluye que los permisos remunerados para los padres son considerados todavía como una carga en las empresas en vez de como una ventaja competitiva. En países como Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos son limitados o nulos. E incluso en otros, como Japón, que ofrece un año completo, sólo el 6% de los hombres hacen uso de ellos. Es posible que la experiencia de la pandemia y el aumento de la visibilidad de los deberes de cuidado de los empleados conduzca a expandir estas licencias, sostiene Equileap. En España se han ampliado este año a 16 semanas.

Te puede interesar:  Fitch afirma el riesgo crediticio de Nicaragua en "B-" con perspectiva a estable

En cuanto al trabajo flexible, la compañía también ve margen de mejora y opina que tras la covid puede concretarse debido a la expansión del teletrabajo. A nivel mundial, el 38% de las empresas publican políticas de trabajo flexible en términos de horas, y el 24% sobre lugares de trabajo flexibles.

Von Maasdijk destaca que durante la pandemia la situación de las mujeres ha empeorado, pero al mismo tiempo los inversores se han vuelto más responsables y cada vez se muestran más preocupados por los temas sociales y, entre ellos, los de género. Este hecho, unido al reglamento europeo sobre información de sostenibilidad para las entidades financieras, que entre sus 18 criterios, dos tienen que ver con la equidad, puede mejorar el desempeño de las empresas en materia de igualdad.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link