Empresas

Brasil descubre los detalles de su primera mega subasta de espectro para 5G

La subasta, que iniciaría formalmente en junio próximo, atraería hasta 6,000 millones de dólares para el Estado brasileño. Ilustración EE: Nayelly Tenorio

 

Anatel, el regulador brasileño de telecomunicaciones, desveló los detalles de la que apunta a ser la subasta más trascedente del 2021 en América Latina en cuanto a frecuencias radioeléctricas para la prestación de nuevos servicios con tecnología 5G y para aumentar la calidad y cobertura de las redes ya existentes de 4G-LTE.

Se trata de una mega licitación de espectro que pondrá a concurso una enorme diversidad de bloques nacionales y regionales de cuatro distintas bandas que tienen la capacidad de mejorar los servicios de telefonía e internet del también gigante Brasil por sus 228 millones de líneas celulares en activo; y de originar las primeras aplicaciones productivas desde 5G que ayuden a sacar de la recesión a la economía brasileña, que durante 2020 tuvo su peor desempeño en 25 años.

La subasta, que iniciaría formalmente en junio próximo, atraería hasta 6,000 millones de dólares para el Estado brasileño por concepto de contraprestaciones y por algunos compromisos de construcción de infraestructura, pues los bloques nacionales de espectro a concurso tienen el poder de cubrir todo el país, de la Amazonia a la Mata Atlántica.

El gobierno de ese país prevé que para el final de 2022, todas las capitales estatales y el distrito de Brasilia deberán estar cubiertos con redes 5G a través de la banda de los 3.5 Gigahercios (GHz), por lo que descartó excluir a Huawei de la proveeduría de equipo tecnológico, quien competirá a Ericsson y Nokia en los contratos de los operadores.

Para las ciudades con más de 500,000 habitantes habrá 5G antes de julio de 2025; en julio de 2026, para aquellas de 200,000 personas y para julio del 2027, en las plazas con población de 100,000 personas. Brasil quiere tener cobertura plena de 5G para diciembre del 2029.

Te puede interesar:  Merkel insta a Johnson a reflexionar sobre Irlanda del Norte, el Brexit y la UE

Brasil es el mercado de mayor relevancia para las extranjeras América Móvil (AMX), Telefónica y Telecom Italia (TIM), después de sus mercados matrices —México, España e Italia—, dado que Brasil representa para cada una de esas marcas un negocio de más de 65 millones de clientes móviles y porque cada una de ellas cuenta con la posibilidad de ofertar también servicios fijos y móviles y por cable o por satélite.

Como ejemplo, AMX tiene en Brasil la base de su empresa satelital Star One con la que cubre todo el continente con servicios de video, y Telefónica dirigió 1,372 millones de euros en 2020 a su filial brasileña Vivo, la única apuesta de la compañía en este hemisferio por los 93 millones de usuarios totales que atiende en Brasil.

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) pone así a concurso un conjunto de alrededor de 4,000 Megahertz de frecuencias para su próxima explotación en 5G. Estas son las bandas que están por salir a licitación: 700 MHz, 2.3 GHz, 3.5 GHz y las milimétricas de los 26 GHz. Desde ahora se prevé que los lotes de 3.5 y de 26 GHz se utilizarían para la prestación de servicios de Internet inalámbrico fijo.

En desglose, la Anatel adjudicará un bloque nacional de 10+10 MHz en la banda de 700 MHz para dar cobertura con tecnología 4G-LTE sobre las carreteras del país, y aparte dos bloques regionales de 5+5 MHz, también para el mismo criterio.

Para la banda de 3.5 GHz, el regulador va con cuatro bloques nacionales de 80 MHz y ocho bloques regionales de 80 MHz también. El compromiso de los operadores aquí está en que deberán explotar ese espectro con tecnología 5G y por tanto, construir infraestructura. Esto último lo verificará la Anatel al confirmar que deberá existir al menos una estación de 5G por cada 10,000 habitantes en aquellos lugares donde se haya entregado espectro de 3.5 GHz a los operadores.

Te puede interesar:  Shell en Vaca Muerta: los hidrocarburos tienen mucha vida

En cuanto la banda de 2.3 GHz, la autoridad concursará un bloque de 50 MHz y uno de 40 MHz, con la obligación para el ganador de cubrir con red al 95% de los municipios sin tecnología 4G.

La mayor cantidad de frecuencias que también serían mejor aprovechadas con tecnología 5G están en la banda de los 26 GHz. Allí, la Anatel licitará cinco bloques nacionales de 400 MHz y tres bloques regionales, también de 400 MHz.

La Anatel prevé que las obligaciones de cobertura establecidas para adjudicarse los bloques en la banda de los 700 MHz significarían también una erogación de 460 millones de dólares para los operadores ganadores. Otros 450 millones de dólares para cumplir con el requisito de llevar 4G a las localidades que carecen de esa tecnología. Y hasta 2,300 millones de dólares llevar red a 14,000 localidades que aún no cuentan con un servicio digno de telecomunicaciones móviles.

En otro criterio, el Estado brasileño estima que el conjunto de la industria invertiría hasta 80,000 millones de reales, 14,200 millones de dólares, en los siguientes veinte años para desarrollar un ecosistema de 5G en Brasil.

La licitación 5G de Brasil ya fue aprobada por el pleno de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones y espera el visto bueno del Tribunal de Cuentas de la Unión.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link