Mercados

Peso es la segunda peor divisa del día tras aprobación de la reforma eléctrica de AMLO

Foto EE: Archivo

 

El peso mexicano se ubica la mañana de este miércoles como la segunda divisa más depreciada frente al dólar, tras la aprobación de la reforma de la Ley a la Industria Eléctrica ayer por la noche. El tipo de cambio se ubica en 20.8080 unidades contra un cierre de 20.6120 unidades de ayer, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la cotización significa para la moneda mexicana una pérdida de 19.60 centavos, que son equivalentes a una variación de 0.95 por ciento. Sólo el real de Brasil retrocede más que el peso y su depreciación contribuye con la de la divisa local, que se mueve entre 20.8230 unidades y un mínimo de 20.5535 unidades.

 

El Senado de la República aprobó ayer por la noche la reforma de la Ley a la Industria Eléctrica. Con 68 votos a favor y 58 votos en contra, la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador fue avalada sin cambios, tras sólo dos días de discusiones. La modificación incrementa la percepción de riesgo sobre México.

«Es probable que la mayor percepción de riesgo genere presiones al alza sobre el tipo de cambio en el corto plazo y no se descarta la posibilidad de alcanzar nuevamente niveles cercanos a 21 pesos por dólar», explicó en una nota Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero para la firma local Banco Base.

En el contexto externo, el real brasileño se deprecia y se ubica como la divisa con peor desempeño debido a que se teme que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, inicie un periodo de políticas más intervencionistas y se aleje de su enfoque pro-mercado tras anunciar mayores impuestos para las instituciones financieras.

Además, el gobierno de Jair Bolsonaro anunció el final de un régimen preferencial para empresas químicas, para recortar los impuestos al diésel y gas de cocina. Destaca que el real acumula una depreciación superior a 5% en cinco sesiones con pérdidas de forma consecutiva, lo que contribuye con el nerviosismo en el peso mexicano.

Finalmente, destaca que después del real y el peso mexicano, las dos divisas que más pierden en la jornada son el franco suizo y el yen japonés, debido a menor demanda de divisas de refugio y un mayor apetito por riesgo. Esto provoca que el Índice Dólar (DXY) avance 0.23% a 91 puntos en un día de menor nerviosismo global.

jose.rivera@eleconomista.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link