Opinión

Alsea pide al SAT simetría fiscal

Alsea quiere tener el mismo trato fiscal que le dieron a Walmart para el pago de impuestos que le reclama el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por la compra de la cadena de restaurantes Vips.

El SAT quiere cobrar a la franquiciataria -operadora de restaurantes y cafeterías como Starbucks y Domino’s Pizza- impuestos por 3,881 millones de pesos; monto que incluye actualización, recargos y multa.

La revisión de la transacción, se inició en 2017 y corresponde al valor en que fueron valuadas las marcas adquiridas: Vips, El Portón, La Finca y Ragazzi. El SAT considera que están por debajo de su valor real.

Por su parte, Alsea busca llegar a un acuerdo con la autoridad, basado en la simetría fiscal.

Esto no significa otra cosa más que le den el mismo tratamiento que le dieron a Walmart.

Así lo explica Rafael Contreras, director de administración y finanzas de Alsea.Walmart vendió la cadena de Vips y Alsea la compró.

En el año 2015, Alsea compró la cadena de restaurantes por un monto total de 8,200 millones de pesos.

La adquisición se subdividió en tres rubros: 1.- la compra de la compañía o el valor de las acciones; 2.- el valor de los activos y 3.- el valor de la marca.Alsea quiere que le den el mismo trato fiscal que le dieron a Walmart para autocorregirse.

Que se reclasifiquen los tres diferentes tipos de rubros con los que se realizó la operación de compra-venta.

En eso consiste la asimetría fiscal, explica el ejecutivo. “Es lo que estamos cerrando con la autoridad” apunta.

No podría ser diferente porque es la misma transacción y cambian los valores.Va a valer más la marca y, el valor de acciones va a disminuir. En consecuencia, tendrá repercusión fiscal en cada uno de los rubros, dice Contreras.

Asegura que en la compra de Vips, Alsea cumplió en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales.

Recientemente, el presidente de Alsea, Alberto Torrado en conferencia con analistas a propósito de los resultados del cuarto trimestre del 2020 dijo que está por llegar a un acuerdo con sobre el pago que reclama el SAT.

También anticipó que para este año Alsea invertirá 3,500 millones de pesos, inversión acotada por las restricciones que tienen pactadas con sus bancos.Pero más allá de este adeudo fiscal y a pesar de la pandemia que afectó a la mayoría de los negocios, Alsea logró resultados sobresalientes al cierre del 2020.

Las ventas se mantuvieron en nivel del 66% frente al 45% que registró la industria sectorial. En México las ventas son del 70 por ciento.

En entrega a domicilio el 27% de las ventas, alcanzaron un monto de 9,300 millones de pesos respecto del total de ventas por 38,000 millones de pesos. Alsea participa con 11% del mercado en México y también en Sudamérica y en Europa, en entrega a domicilio de alimentos.

Sin embargo, para Alsea el año 2020 ha sido el más difícil de toda su vida.Cayeron sus ventas cerca de 19,000 millones de pesos en general y  en México en 8,000 millones de pesos.

Alsea se sujetó a un esfuerzo de reducción de gastos en todos los rubros.Ahorro por 7,400 millones de pesos. Logró un flujo positivo de 1,489 millones de pesos.

En el cuarto trimestre logró que en todos los países en los que tiene operaciones tuviera flujo positivo.

Fue un año difícil pero Alsea sobresalió de los demás negocios, en la industria restaurantera. Ahora falta lograr este acuerdo con el SAT.

Atisbos

DECISIÓN RIESGOSA.- Pemex, dirigida por Octavio Romero decidió cancelar el contrato con la agencia calificadora Fitch, a partir de mañana 4 de marzo. Fitch tiene considerado a Pemex como un emisor con grado especulativo o emisor de bonos basura.

La cancelación del contrato ocurre a poco más de un año de que Fitch degradó a la petrolera mexicana y le quitó el grado de inversión.

Pemex aduce que la cancelación del contrato obedece a la optimización en la contratación de servicios de calificación de valores adoptada por la empresa estatal y para hacer frente al complejo contexto económico actual.La petrolera está haciendo una apuesta riesgosa.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link