Economía

Amadeus presenta dos proyectos a los fondos europeos para digitalizar el sector turístico

Entrada de la uno de los edificios de oficina de Amadeus.
Entrada de la uno de los edificios de oficina de Amadeus.
 

La tecnológica Amadeus ha presentado dos grandes proyectos para la digitalización del sector turístico español con ayuda de los fondos europeos: uno enfocado en las pequeñas y medianas empresas hoteleras, y otro para los destinos. Entre ambos, se estima una inversión de 600 millones de euros en cinco años que beneficiaría a cerca de 50.000 pymes. Solo con el plan para los hoteles se dará formación a más de 100.000 personas en competencias digitales y se generarán unos 1.000 empleos, según los dirigentes de la compañía. Además, con el proyecto para los destinos turísticos se espera incrementar en 13 millones la llegada de viajeros extranjeros en el próximo lustro.

Las iniciativas ya se han hecho llegar al Gobierno y al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, según la empresa. Las primeras tomas de contacto han sido positivas, aunque el plan sigue abierto a cambios y a la espera de que se acepte y pueda conseguir financiación del fondo Next Generation UE. “Lo presentamos hace unas semanas y ya hemos hablado con algunas comunidades autónomas incluso”, explica Juan Jesús García, director de relaciones institucionales con la Unión Europea de Amadeus.

El plan para los hoteles está enfocado en mejorar su gestión y proporcionarle las herramientas digitales de las que ya se benefician los colosos de la industria. Para ello, la firma pretende democratizar esta soluciones que mejorarán la competitividad de las pymes. “Queremos adaptar este producto que ya tenemos, simplificarlo a las necesidades de los pequeños y medianos y facilitar su acceso. La idea es mejorar la gestión y automatizar todo lo que aporte menos valor, para que los dueños y trabajadores se centren en dar el mejor servicio a los clientes”, adelanta Fernando Cuesta, vicepresidente de la unidad de hoteles para Europa de Amadeus.

El otro proyecto presentado está enfocado en los destinos turísticos y pretende construir una plataforma tecnológica en la nube para la gestión y fomento de la zona. “Esta iniciativa servirá para apoyar a Turespaña y las plataformas de promoción turística de las comunidades. Vemos en otros países que el rol de los destinos ha evolucionado y ahora es mucho más activo para captar a los turistas y lanzar campañas en función del perfil que más le interesa”, sostiene García. Es decir, desde los propios destinos en su conjunto, no empresas de forma individual, podrán articular sus estrategias para impulsar el negocio de la zona.

Te puede interesar:  Fitch afirma el riesgo crediticio de Nicaragua en "B-" con perspectiva a estable

La idea de la firma es crear una gran plataforma en la que se visibilicen a las pymes y los servicios de forma digital. “De esta forma se promocionará el destino y todas las actividades que se ofrecen. Ya lo hemos hecho en otros países y nuestra previsión es que se puedan ganar unos 13 millones de turistas adicionales en cinco años”, asegura el director de relaciones institucionales con la UE de Amadeus. Una cifra que se sumaría a los 83,5 millones que llegaron en 2019, lo que acercaría el registro a los 100 millones. Todo un logro que ahora, con la actividad turística deprimida por el coronavirus, se vislumbra muy difícil. Fernando Cuesta, vicepresidente del departamento de hoteles de Amadeus, añade: “Tenemos un factor diferencial con estos proyectos: forma parte de nuestra estrategia a largo plazo, por lo que es algo que vamos mantener en el tiempo. Y con la ayuda de los fondos europeos se podría acelerar el proceso de digitalización del sector”.

Más inversión tras un año aciago

Amadeus mantiene así su hoja de ruta para los próximos años. La empresa no ha quedado ajena a la crisis del sector por el coronavirus y la ha sufrido con creces. De hecho, cerró 2020 con unas pérdidas de 625,4 millones frente a los 1.113 millones de beneficios del ejercicio anterior. La pérdida ajustada fue de 505,3 millones, si se excluyen los 120,9 millones asumidos por la ejecución de los programas de ahorro de costes anunciados en el segundo trimestre de 2020. Entre estos gastos extraordinarios se encuentran los derivados del ajuste de plantilla, como recoge el informe de gestión. Eso sí, no especifica el número de salidas ni en este documento ni en las cuentas presentadas, aunque fuentes de mercado apuntan a un tijeretazo del 10% de la plantilla (unos 1.600 trabajadores). Además, la caída de los ingresos por el desplome de los viajes ha tenido sus consecuencias en el pasivo de la compañía: la deuda financiera neta escaló hasta los 3.073,9 millones a cierre de 2020, 315,5 millones más que un año antes.

Te puede interesar:  ¿Qué debe incluir la nueva propuesta de reforma tributaria en Colombia?

Pese a esta cascada de datos negativos, la firma tecnológica española mantiene el rumbo marcado sin titubeo. Y quiere seguir a la vanguardia con más innovación. Algo de lo que el negocio en España se podrá beneficiar: según las previsiones de Amadeus, estos proyectos generarán unos 1.000 puestos de trabajo directos e indirectos en el sector hotelero. Y eso sin contar con el tremendo espaldarazo que supondría para un tejido productivo que está en el alambre la llegada de 13 millones adicionales de turistas en cinco años.

Incentivos a la digitalización

El plan todavía está en fase de estudio. Amadeus lo tenía avanzado, ya que formaba parte de su estrategia a medio plazo, pero lo que se ha presentado no tiene por qué ser lo que vea luz verde. Eso sí, dependerá de las condiciones del fondo que se pueda realizar en su conjunto de forma rápida o que se ralentice su puesta en marcha. La esperanza de la firma es que la inversión sea compartida con el fondo comunitario.

El gasto estimado es de 600 millones a invertir en cinco años. Y este montante se repartirá en tres patas fundamentales: una se destinaría al desarrollo de las herramientas; otra a ofrecer incentivos (financiar parte del coste) a las pymes que se digitalicen, y la última para mantener el proyecto con vida en el tiempo. “Todavía no sabemos si se va a autorizar, ni las condiciones ni el detalle del proyecto final, pero se trata de una oportunidad única para España para acelerar la digitalización del sector”, afirma Juan Jesús García.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link