Empresas

Pandemia pasa factura a Pemex e hila ocho años de pérdidas


 

Petróleos Mexicanos (Pemex) presentó su reporte a la Bolsa Mexicana de Valores del 2020, periodo que calificó como “la peor crisis de su historia”, con la fuerte reducción de 32% en sus ingresos, aumentos de las pérdidas y los distintos rubros del pasivo que arrastra, más impuestos erogados a la Hacienda pública y la depreciación de su patrimonio a los peores niveles en su historia.

En primer lugar, sus ingresos por venta de crudo al extranjero y de combustibles y productos terminados en el país, principalmente, sumaron 953,730 millones de pesos, lo que implicó una reducción de 32% o 449,744 millones de pesos menos que en el 2019. Este nivel de ingresos, con un precio promedio de 35.8 dólares por barril de la Mezcla Mexicana, fue el menor que ha tenido la empresa desde el 2005, ya que desde entonces había estado todos los años por encima del billón de pesos. 

“La combinación inédita de precios bajos del crudo y de productos petrolíferos se sumó a una profunda caída del consumo de combustibles que erosionó los flujos de efectivo de todas las compañías petroleras”, expuso en su reporte, “Pemex no fue ajeno a esta situación mundial y enfrentó la peor crisis de su historia”.

Con ello, la pérdida neta del ejercicio completo fue de 480,966 millones de pesos, equivalente a todo su presupuesto del año. La pérdida se profundizó en 39% o 134,831 millones de pesos negativos en relación con el año anterior y además fue la octava consecutiva que ha registrado Pemex. 

De hecho, es la pérdida más grande que ha presentado la estatal desde el 2015, en que perdió 712,567 pesos aunque, como justificó en su reporte a inversionistas, entonces la Mezcla mexicana tuvo un precio de 43.3 dólares por barril y los ingresos obtenidos fueron 18% superiores a los que obtuvo el año pasado. 

Te puede interesar:  Trabajadoras del sector servicios han sido de las más afectadas por la pandemia: Concanaco Servytur

Por los costos de operación ordinarios a los que se enfrentó durante ese año de crisis, incluso antes de impuestos registró pérdidas, de 295,181 millones de pesos, en contraste con la utilidad de 13,664 millones de pesos que obtuvo en el 2019. También desde el 2015, en que la previsión económica nacional se hizo con un precio superior a 80 dólares por barril de la mezcla mexicana pero promedio menos de 45, Pemex no había registrado pérdidas antes de impuestos a la utilidad. 

El pago de impuestos sumó 185,785 millones de pesos, teniendo incluso una reducción de 48% o 174,014 millones de pesos en comparación con el año anterior. Gracias a la reducción por decreto del derecho más oneroso que paga la empresa: a la utilidad compartida, se logró llegar a este nivel de impuestos -que representó 19.5% de sus ingresos totales-, el más bajo de por lo menos la última década. 

Es así que, según sus indicadores, la carga fiscal de la estatal se ha logrado reducir a un 19% de sus ingresos, cayendo siete puntos porcentuales en relación con el año anterior. Cabe recordar que hace una década esta erogación fue de 51% de los ingresos totales y en 2005 era de 62 por ciento. 

Patrimonio y pasivos

Los pasivos totales de la petrolera del estado llegaron a 4.345 billones de pesos al cerrar el 2020 con lo que representan el monto más alto en la historia. El aumento anual de estas obligaciones, a las que se sumaron las pérdidas cambiarias por la depreciación del peso frente al dólar mediante la deuda adquirida en esta moneda, además de obligaciones como el pasivo laboral, fue de 11% o 429,979 millones de pesos en un año. Los pasivos de Pemex han aumentado en 71% en la última década y se cuadruplicaron en comparación con el 2015, en que la empresa tenía un pasivo total de 1.069 billones de pesos. 

Te puede interesar:  AMDA recorta pronósticos de ventas de autos para 2021 por impacto de la pandemia

El renglón de pasivo laboral que son los compromisos de la administración de la empresa con los trabajadores cuyas aportaciones al fondo de jubilación fueron y siguen siendo utilizadas para la operación de la petrolera sumó 1.534 billones de pesos, representando el 35% de los pasivos totales de la empresa. Gracias a la inyección de capital que el gobierno federal le hizo a Pemex en 2014, se logró reducir este monto de un año a otro al llegar al 2015 y en 2018 también se inyectaron recursos para bajar esta carga, pero de cualquier forma, llegó a su nivel más alto de la historia, multiplicándose casi por cinco en comparación con el 2005.  

Hace dos semanas, Pemex informó que con base en cifras definitivas, su producción de crudo en el 2020 se ubicó en 1.705 millones de barriles diarios promedio anual, superando en 4,000 barriles diarios la producción promedio anual del año 2019.  Con esta cifra de producción, Pemex terminó con el periodo de quince años consecutivos de caídas en la producción de petróleo.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com