Opinión

La debilitada Cofepris y los medicamentos lituanos

Las alarmas sobre el riesgo en que el regulador sanitario mexicano se colocaba con esta administración, se encendieron desde noviembre del 2018 cuando el secretario Jorge Alcocer mencionó en una de las primeras reuniones del equipo de transición que a la Cofepris la iban a deshojar como una alcachofa.

A los oyentes les alarmó de verdad esa expresión porque fue dicha sin sonrojo por el secretario y hoy sabemos que sin el menor atisbo de conocimiento sobre lo que implicaba tal propósito.

Hoy todo el mundo sabemos que al doctor Alcocer ni le significa ni le interesa la regulación de ningun aspecto del Sector Salud, y no se entiende porqué aún sigue como secretario.

Sus palabras aquella vez sí fueron un indicio del destino que tendría la agencia reguladora sanitaria en el actual gobierno, hoy minimizada y puesta en entredicho al abrirse las fronteras para todo tipo de productos médicos sin importar su autorización u opinión pues están entrando sin registro sanitario y sin cumplir las normas más básicas como el etiquetado en español.

Ahí está el caso de los anestésicos y anticoagulantes provenientes de Lituania que entraron en los mismos empaques que lo reciben los lituanos -en idioma lituano- y que aquí en México ha significado tremendo problema para el personal de los hospitales Covid que los están aplicando. De hecho, ante la falta de respuesta de las autoridades, el Colegio de QFBs no se quedó de brazos cruzados y ya le ofreció al Programa Nacional de Farmacovigilancia apoyo con un pull de traductores de todos los idiomas a fin de que los marbetes de envases, insertos e instructivos se traduzcan antes de ser distribuidos a hospitales. Y qué bueno que estén pensando en todos los idiomas por aquello de que en la compra UNOPS lleguen también fármacos de otros países sin etiquetado traducido.

Gran expectativa con Svarch

La llegada de Alejando Svarch como titular de Cofepris abre esperanzas de que las cosas puedan mejorar en dicho organismo. Ya estará acumulando infinidad de pendientes en su escritorio. Sabemos que ya empezó a reunirse con representantes de la industria farmacéutica y demás insumos médicos.

Te puede interesar:  Tren Maya-AMLO, licitación y Alstom-Bombardier

En principio se espera informe cómo resolverá los riesgos no menores de los medicamentos foráneos. Porque al no tener representante legal en el país como obliga la ley, ¿quién responderá ante los siempre posibles efectos adversos? ¿Cómo se aplicará la farmacovigilancia de esos medicamentos lituanos? En su comunicado Cofepris dijo que fueron adquiridos bajo condiciones extraordinarias por la emergencia sanitaria, pero ello no le exime de su responsabilidad superior que es proteger la salud de los mexicanos

Sí es preocupante la débil posición en que se ha colocado a Cofepris y ello fue evidenciado en el reciente análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) “El mercado de medicamentos en México: Retos y oportunidades. Ahí se menciona que los recientes recortes presupuestales y de recursos humanos, así como los cambios para adscribir a Cofepris a la Subsecretaría de Hugo López-Gatell y la falta de agilidad en los procesos burocráticos, cuestionan la objetividad de su funcionamiento administrativo, operativo y técnico. E igualmente frenan la entrada de nuevos productos y retrasan la introducción de nuevos medicamentos.

Algo que destaca entre los resultados de dicho reporte del IMCO, que dirige Valeria Moy, es que Cofepris ha perdido capacidades técnicas y 50% de su presupuesto entre el 2014 y 2020. Y como resultado, hoy sus trámites tardan casi el doble de tiempo, aparte de que no se aprovecha como órgano de vigilancia, tal como sucede con otros reguladores del mundo. La esperanza es que Svarch vaya tomando firmes las riendas del organismo y al menos ponga un alto al deterioro.

HLG en CitiBanamex

Pues aunque quisieron ocultarlo, al final -ante el revuelo en redes sociales- la Secretaría de salud tuvo que reconocer que el subsecretario López-Gatell sí fue ingresado en el Hospital temporal de Centro CitiBanamex porque requería apoyo de oxigenación. Se supone que no tiene síntomas no graves sino moderados, y la decisión fue anticipada como para prevenir. Al menos eso dijo en la conferencia vespertina Ruy López-Ridaura, de Cenaprece.

Te puede interesar:  Tren Maya-AMLO, licitación y Alstom-Bombardier

Sputnik V cedería tecnología a Birmex…

Algo de lo que nos enteramos es que la vacuna rusa Sputnik, de la cual Vladimir Putin comprometió entregar 25 millones de dosis al Gobierno de México, es que dentro de la negociación está que Birmex que lleva Pedro Zenteno, al firmar hace unas semanas, obtuvo la promesa de recibir la tecnología para la fabricación de la inmunización. Se entiende que en los siguientes años, la vacuna SputnikV podrá producirse en territorio mexicano.

Pero al mismo tiempo, el Fondo Ruso de Inversión Directa anda negociando con empresas privadas mexicanas para el aprovechamiento comercial de dicha vacuna. Ello se entiende será en una segunda fase, una vez que se hayan entregado los 25 millones de dosis comprometidos ante el Gobierno y para cuando prácticamente haya pasado lo más fuerte de la emergencia por la pandemia. Entre esas empresas está la mexicana Landsteiner que fue la primera que inició negociaciones con el citado fondo ruso desde meses atrás para traer la vacuna Sputnik a México. Pero con la llamada entre López Obrador y Putin, el tema se politizó, y el Gobierno mexicano decidió tener todo el control e impedir la participación del sector privado en el plan de vacunación anticovid, algo lamentable porque otra historia sería si se permitiera aprovechar tanta infraestructura y recursos de las empresas mexicanas para agilizar el proceso de vacunación. En cambio con los limitados recursos y presupuestos estatales, el ritmo de la aplicación de vacunas antipandemia va a cámara lenta, de modo que al ritmo que vamos se estará cubriendo a toda la población objetivo para el año 2024. Ojalá deveras en los siguientes meses se acelere la velocidad de cobertura.

@maribelrcoronel

Este contenido fue publicado originalmente en: Link