Economía

Salieron de México 10,595 mdd del mercado de dinero


 

Datos divulgados por Banco de México (Banxico) evidencian que en el 2020 los inversionistas deshicieron posiciones principalmente en el mercado de dinero, donde fueron liquidados 10,595 millones de dólares, cifra que contrasta con los 1,322 mdd que ingresaron durante el 2019.

Al presentar la Balanza de Pagos del 2020, el Banxico destacó que “la propagación del Covid19 ocasionó un deterioro significativo de las condiciones financieras globales y un incremento considerable en la aversión al riesgo que sin embargo, fue acotado en el segundo semestre del año”.

Al revisar la información desagregada se observa que la cuenta de capital resultó deficitaria en 31 millones de dólares, mientras que en la cuenta financiera se presentó un préstamo neto que implicó una salida de recursos por 21,343 millones de dólares, derivado de préstamos netos al resto del mundo por 10,743 millones de dólares en la cuenta de inversión de cartera y de 22,696 millones de dólares en el renglón de otra inversión, incluyendo un aumento de los activos de reserva por 11,990 millones de dólares.

No obstante, la economía mexicana continuó captando recursos por concepto de inversión directa.

Tercer trimestre, mejoró

Al observar las cifras trimestrales, el país logró atraer 4,640 mdd en los últimos tres meses del año, con lo que puso fin a una racha de salidas de capital de los tres trimestres anteriores.

Te puede interesar:  Deliveroo perdió 260 millones en 2020 y confirma que saldrá a Bolsa

De acuerdo con el analista para América Latina en Goldman Sachs, Alberto Ramos, “la cuenta de capital muestra riesgos ante el deterioro del ambiente para hacer negocios que ha desalentado a la inversión productiva, especialmente dirigida al sector energético y la inversión de cartera que podría verse afectada por la persistente incertidumbre política”.

Cuenta corriente, superávit histórico de 2.4% del PIB

De esta forma, la cuenta corriente del país, que contabiliza todos los flujos de México con el exterior, registró un superávit de 26,571 millones de dólares en el año de la pandemia. Dicho superávit representó 2.4% del PIB, que contrasta con el déficit de 0.3% observado el año pasado y se convierte en el mayor superávit reportado desde 1983.

Este incremento en el saldo se originó en la ampliación del superávit de la balanza de mercancías no petroleras y en los mayores ingresos por remesas. En particular, el superávit de la balanza de mercancías se originó de exportaciones por 417,670 millones de dólares y de importaciones por 383,194 millones de dólares.

Te puede interesar:  Brecha de género en participación económica ha bajado: Coneval

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz, precisa que este superávit es un reflejo de la magnitud de la recesión. 

“Somos una economía deficitaria de manera estructural, que depende de la compra de insumos intermedios, maquinaria y equipo para producir. Al entrar en crisis y perder capacidad de compra, debemos renunciar a esos insumos que se requieren del exterior”, explicó.

Por su parte, el estratega en la consultora de negocios Frontier View, Alejandro Valerio, destacó que la fotografía de las cuentas externas puede servir para orientar las políticas públicas hacia la recuperación. “La manufactura sigue siendo mucho más rentable que la industria extractiva. Y al ver la tendencia de las exportaciones, vemos una tendencia positiva en las manufacturas, particularmente de autos. Y las remesas seguirán apuntalando al consumo”, señaló.

ymorales@eleconomista.com.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com