Economía

Merlin gana 56 millones en 2020, un 90% menos

Torre Chamartín en Madrid, uno de los edificios de Merlin Properties en la capital.
Torre Chamartín en Madrid, uno de los edificios de Merlin Properties en la capital.
 

Merlin Properties cerró el año pasado con un beneficio de 56,4 millones de euros, un 90% menos que los 563,6 millones que había ganado en 2019. La mayor sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) de España aumentó un 0,5% el valor de su cartera, que a cierre de ejercicio sumaba 12.811 millones de euros. El aumento se debe a la incorporación de nuevos activos, ya que en términos comparables el valor de los inmuebles se redujo levemente, un 0,6%.

La disminución se debe fundamentalmente al menor valor de sus centros comerciales (-8,7%), ya que este tipo de activos son los que más sufrieron las consecuencias de la crisis del coronavirus. El negocio de Merlin consiste en el alquiler de espacios comerciales, oficinas y activos logísticos. Estos dos últimos presentaron un buen comportamiento el año pasado y acabaron con incrementos de valor del 1% y el 8%, respectivamente, en términos comparables.

Del lado de las rentas también se observa ese mismo efecto. En conjunto, la socimi percibió 505 millones en rentas brutas por el alquiler de sus espacios, un 4,3% menos que en 2019, pero todavía por encima de la marca de los 500 millones. En las rentas netas, sin embargo, la diferencia negativa con el ejercicio previo se ensancha hasta el 13,8% (441 millones, frente a 511 millones en 2019) ya que estas se ven “afectadas por la política comercial”, según indica la compañía en los resultados remitidos este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tras el cierre de los mercados.

Te puede interesar:  El plan de estímulo de Biden da un "paso de gigante" tras su aprobación en el Senado

Dicha política consiste en los acuerdos con inquilinos que han atravesado dificultades para el pago de las rentas como consecuencia de la pandemia y que se concentran sobre todo en los activos comerciales de la compañía. Mientras en el resto de activos de la cartera el nivel de cobros se mantiene prácticamente en el 100%, en los comerciales ese nivel se situó el año pasado en el 77,8%. Del restante, un 19,8% se atribuye a políticas comerciales (es decir, a bonificaciones, divergencias de pago u otras condiciones que se hayan acordado con los inquilinos) y un 2,4% se imputan como cantidades no cobradas (morosidad).

La compañía destaca el extraordinario empuje de su cartera logística el año pasado, hasta el punto en que esta división se convirtió en la segunda más importante para Merlin el año pasado, adelantando al sector comercial y situándose por detrás de las oficinas. La firma opera 1,8 millones de metros cuadrados en la Península, después de sumar casi 240.000 metros cuadrados el año pasado. Además, tiene en desarrollo otros 450.000 metros cuadrados, por lo que se sitúa como “líder del mercado ibérico”.

Te puede interesar:  Tánger pisa los talones a Algeciras

El valor neto de sus activos por acción se elevó el año pasado hasta 15,46 euros, con una ligera progresión respecto a los 15,39 euros por acción de finales de 2019. En cualquier caso se trata de un precio muy superior al de su cotización en Bolsa. El año pasado las socimis sufrieron grandes descuentos en los mercados a raíz de la crisis sanitaria, lo que hizo a Merlin perder el liderazgo del mercado en términos de cotización bursátil. Las acciones de la socimi, la única que cotiza en el Ibex 35 junto con Colonial, han cerrado este jueves en 8,75 euros, con una ganancia del 1,33% en la jornada.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com