Mercados

Acciones de Petrobras se desploman 20% después de que Jair Bolsonaro reemplaza al CEO

Las acciones de Petrobras abrieron la jornada de este lunes con una caída de 20% en la Bolsa de Brasil, ya que analistas recortaron sus calificaciones luego de que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tomó medidas para reemplazar al presidente ejecutivo de la estatal con un militar en retiro.

La pérdida en valor de mercado supera los 70,000 millones de reales (12,663 millones de dólares). Los bonos de la petrolera emitidos en dólares caen a mínimos de varios meses, según información de Refinitiv.

En Nueva York, las acciones caen 22% en operaciones antes de la apertura del mercado.

Credit Suisse, Scotiabank, Bank of America, Bradesco y XP, entre otras agencias, recortaron sus recomendaciones para los papeles de Petrobras.

Analistas de XP dijeron que invertir en Petrobras ya no es defendible tras la repentina decisión de Bolsonaro de reemplazar a Roberto Castello Branco.

Hay riesgos para la independencia de la empresa y su capacidad para seguir cotizando su combustible a la paridad internacional

dijeron los especialistas de XP.

Petrobras aumentó cuatro veces el precio de los combustibles en lo que va de 2021 -con un alza acumulada de 34.78%-, ante las cuales el poderoso sector de los camioneros amenazó al gobierno de convocar una huelga.

Bolsonaro anunció el viernes en las redes sociales, luego del cierre del mercado, la nominación de Joaquim Silva e Luna para reemplazar a Castello Branco en la dirección de Petrobras a partir del 20 de marzo.

“El gobierno decidió designar a Joaquim Silva e Luna para cumplir una nueva misión, como consejero de administración y presidente de Petrobras, después de cerrar el ciclo, superior a dos años, del actual presidente Roberto Castello Branco”, indicó una breve nota del Ministerio de Minas y Energía, publicada por el mandatario en su cuenta de Facebook.

Te puede interesar:  Utilidad neta de Alsea se desplomó 63.7% en el cuarto trimestre de 2020

Según Bolsonaro, es posible reducir los precios del combustible en un 10% en el país mediante la reducción de impuestos, combustible y ganancias para los distribuidores.

En un discurso a sus partidarios afuera del palacio presidencial, el mandatario dijo este lunes que a los mercados financieros les complacía la política de precios de combustible de Petrobras, que operaba a favor de grupos selectos en Brasil.

Exministro de Defensa (2018-2019) durante el mandato del conservador Michel Temer, Silva e Luna se desempeñaba hasta ahora como director general por la parte brasilera de la represa de Itaipu Binacional, en la frontera con Paraguay.

El exgeneral declaró en una entrevista con Radio Bandeirantes el lunes por la mañana que no había discutido ni tiene opinión sobre una eventual privatización de la empresa.

El sábado, Silva e Luna dijo a Reuters que la compañía necesitaba encontrar un “equilibrio” en los precios del combustible, considerando el impacto en los accionistas, inversionistas, vendedores y consumidores.

Alza en precios de Petrobras y la agenda liberal de Guedes

Además del aumento en los precios de las gasolinas, el precio de los tanques de gas, muy utilizados por las familias pobres, también ha aumentado considerablemente este año, un nuevo golpe para las poblaciones ya gravemente afectadas por el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

Las críticas de Bolsonaro a esos incrementos, que llegó a calificar de “excesivos”, ponen en entredicho la agenda liberal de su ministro de Economía, Paulo Guedes, según el analista Leandro Giabati, de la firma Dominium.

Te puede interesar:  Peso 'se derrapa': supera barrera de los 21 por dólar

El jueves, el mandatario anunció que eliminaría por dos meses las tarifas federales sobre el diésel y el gas, mientras su gobierno encuentra una solución al alza de precios.

Si bien la situación “está lejos de señalar que el ministro caerá o renunciará”, “revela que Guedes se ha ido adaptando constantemente a las demandas políticas del presidente Bolsonaro, en detrimento de las premisas liberales y fiscales que defienden él, su equipo y los intereses que ambos representan”.

Durante su mandato, la expresidenta izquierdista Dilma Rousseff adoptó una política de mayor intervención de los precios de los combustibles, que no acompañaban la subida del precio del barril de petróleo en el mercado internacional.

Esa práctica terminó en 2016, tras la destitución de Rousseff y la llegada al poder de Temer (2016-2018), cuando los precios pasaron a ser fijados por la compañía según las variaciones del mercado.

Ese cambio en la política, que hizo disparar los precios, fue una de las causas de la huelga de camioneros que paralizó el país durante varios días en mayo de 2018.

Con información de Reuters y AFP

Este contenido fue publicado originalmente en: Link