Sector Financiero

Morosidad en créditos con garantía inmobiliaria creció a septiembre de 2020

Morosidad en créditos con garantía inmobiliaria creció a septiembre de 2020
 

El saldo de los activos totales del sector de Uniones de Crédito al cierre de septiembre del 2020 se colocó en 60,050 millones de pesos, registrando un descenso anual de 8.9%, debido principalmente a que la cartera de crédito se redujo, según datos reportados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

El 49.5% de los activos del sector estuvo concentrado en cinco entidades: Agricultores de Cuauhtémoc (13.5%), Ficein (11.2%), Industrial y Agropecuario de la Laguna (9.7%), Alpura (7.6%) y Para la Contaduría Pública (7.4%).

En el lapso de análisis, la Unión de Crédito Progreso se encuentra transfiriendo sus activos y pasivos a BanKaool, S.A., Institución de Banca Múltiple; por lo que excluyendo dicha acción, el decremento anual de los activos del sector sería de 6 por ciento. Al 30 de septiembre de 2020, Progreso ha transferido el 91% de sus activos y el 86% de sus pasivos.

Indicadores

En el tercer trimestre del 2020, la cartera de crédito vigente registró un saldo de 43,685 millones de pesos, una disminución anual de 9.6% y una participación de 72.7% en los activos totales.

Según la entidad reguladora, las inversiones en valores de las Uniones de Crédito presentaron un saldo de 6,882 millones de pesos con un incremento en el último año de 10.2% y una representación de 11.5% en los activos.

Por su parte, los préstamos bancarios, de socios y otros organismos, que son la parte medular de la fuente de fondeo, registró un monto de 47,260 millones de pesos, con una disminución anual real de 10.2 por ciento. El 69.5% correspondió a préstamos de socios, los cuales decrecieron 9.6% en términos reales.

Te puede interesar:  Reaseguradoras desarrollan la póliza de riesgo de pandemia

Un indicador que mostró la complejidad económica que está viviendo el sector fue el resultado neto que fue de tan sólo 308 millones de pesos, lo que representa 61.4% menor en términos reales respecto a septiembre de 2019.

Morosidad

El índice de morosidad (IMOR) de la cartera total, que es calculado a través de la relación (cartera vencida/cartera de crédito total) se ubicó en 4.29%, 0.08 puntos porcentuales mayor al registrado en septiembre de 2019, principalmente por los créditos con garantía inmobiliaria.

La CNBV difundió que el IMOR de los créditos documentados con garantía inmobiliaria creció 0.84 pp, con lo que se ubicó en 9.69%, donde se refleja que esta cartera tiene el mayor grado de deterioro.

Asimismo, el IMOR de créditos documentados con otras garantías fue de 1.02%, con un decremento anual de 0.19 puntos porcentuales, mientras que el IMOR de los créditos sin garantía se ubicó en 3.36% (con un decremento anual de 1.23 puntos porcentuales).

Según cifras recopiladas por la CNBV, el IMOR de las operaciones de arrendamiento capitalizable llegó a 2.93%, es decir, 0.58 puntos porcentuales menos que en septiembre de 2019 y en el caso de los créditos en operaciones de factoraje ascendió a 1.20%, es decir, 0.33 puntos porcentuales más que en el mes de septiembre del año pasado.

Te puede interesar:  Ante un fallecimiento, ¿quién puede solicitar los recursos de su Afore?

A partir del mes de abril, los socios de las Uniones de Crédito se adhirieron algunos de sus créditos a los Criterios Contables Especiales emitidos por la CNBV, y ello apoyó a que disminuyera la cartera vencida y como consecuencia del IMOR. El índice de morosidad más alto se tocó en marzo del 2020 cuando inició la pandemia, el nivel alcanzado fue de 5.57%, a partir del segundo y el tercer trimestre del 2020, la tendencia fue descendente al situarse en 4.45 y 4.29, respectivamente.

 

El sector

La información estadística que compila la entidad reguladora muestra que al cierre de septiembre de 2020 el sector de Uniones de Crédito estaba integrado por 83 entidades en operación, igual número que en el mismo mes de 2019.

En dicho periodo, se reincorporó la Unión de Crédito Industrial Comercial y de Servicios de Cancún, en octubre de 2019, tras la nulificación de su revocación que tuvo lugar en abril de 2015. Y la Unión de Crédito de la Huasteca Veracruzana se transformó en SOFOM, ENR en abril de 2020.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link