Economía

Por qué que es positivo para la economía que las empresas de redes sociales sean reguladas por los gobiernos

De acuerdo con un economista, las medidas antimonopólicas existentes no podrían frenar el modelo de negocio de las redes sociales

Por qué que es positivo para la economía que las empresas de redes sociales sean reguladas por los gobiernos
Robert H. Frank asegura que empresas no ganan dinero por acceder al contenido, sino mostrándolo con avisos dirigidos con mucha precisión según el tipo de cosas que la gente ya ha elegido ver.
Foto:
MANAN VATSYAYANA/AFP/Getty Images
 

Por años Facebook y Twitter han incrementado su presencia en las redes sociales, a la par, han generado un poder económico sin precedentes, para expertos como el economista Robert H. Frank, académico de la Universidad de Harvard, el modelo de negocios de las plataformas amenaza a la sociedad y requiere reestructuración.

En un artículo publicado en New York Times, Frank expone que las plataformas de redes sociales como Facebook, YouTube y Twitter generan ingresos al utilizar información detallada de comportamiento para dirigir avisos a cada usuario.

Por lo anterior, el especialista asevera que “esta descripción de su modelo de negocios no transmite ni un atisbo de la profunda amenaza que representa para la estabilidad política y social de Estados Unidos”.

Lo expuesto por el académico ya lo tiene presente el gobierno y el Congreso, ya que una inquietud creciente sobre los abusos en redes sociales ya ha llevado a que los legisladores a  proponer la fragmentación de algunas de estas empresas tecnológicas y otras medidas antimonopolio.

Te puede interesar:  Adif ofertará 2.000 empleos este año a cambio de la paz social

El experto de Harvard  plantea que el daño principal que estas plataformas presentan no es “su sistema agresivo de precios por su servicio ni otras acciones asociadas a los monopolios. Más bien, es su contribución a la desinformación, el discurso del odio y las teorías de la conspiración”.

Debido a que los incentivos económicos de las empresas en los mercados digitales difieren tanto de otros negocios, las medidas antimonopólicas tradicionales no detendrán esos abusos.

En este sentido, Robert H. Frank,  opina que “las plataformas digitales no pueden cumplir este criterio, dado que el costo marginal de atender a más consumidores es básicamente cero. Debido a que los costos iniciales de producción de contenido de una plataforma son considerables y ya que el primer objetivo de una empresa es ser solvente, no pude regalar nada”.

Añade que “cuando el precio excede el costo marginal de producción, la competencia presiona despiadadamente a los rivales a recortar sus precios, eventualmente hasta llegar a cero. Eso, en breve, es el dilema de los productores de contenido en la era digital. Esto ayuda a explicar por qué el contenido publicado se ha ido migrando a los agregadores digitales como Facebook”.

Te puede interesar:  Qué es el “dólar digital” que la Secretaria del Tesoro sugirió que debiera crearse

Estas empresas no ganan dinero por acceder al contenido, sino mostrándolo con avisos dirigidos con mucha precisión según el tipo de cosas que la gente ya ha elegido ver. “Si esa intención consciente fuera a perjudicar a la estabilidad social y política, este modelo de negocios a duras penas podría ser un arma más efectiva”.


Este contenido fue publicado originalmente en: Link