Economía

El hidrógeno se convierte en la principal apuesta de las eléctricas en los fondos europeos

Las tres grandes eléctricas españolas suman 53.000 millones de euros en unos 360 proyectos ligados a los fondos europeos Next Generation que debe aprobar el Gobierno. A los 21.000 millones que plantea movilizar Iberdrola en 150 iniciativas, se añaden 110 de Endesa por valor de 19.000 millones y otro centenar de Naturgy por 13.000 millones. El hidrógeno y la movilidad sostenible se configuran como las principales apuestas de estas inversiones, que persiguen tres objetivos: la transición energética, la descarbonización y la digitalización. En ellas participan también otras empresas, especialmente pymes.

El pasado diciembre, el Gobierno lanzó una convocatoria de manifestaciones de interés para identificar iniciativas en el programa de competitividad y sostenibilidad industrial para contribuir a la transición verde y digital. Estas actuaciones se plantean como proyectos tractores con efectos a largo plazo, realizados de forma cooperativa, involucrando a toda la cadena de valor industrial, con carácter vertebrador del territorio y la implicación de la iniciativa privada, con incidencia en las pymes. En total, se han publicado nueve manifestaciones de interés, relacionadas con la transición energética justa, lucha contra la despoblación, proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica, movilidad y economía circular.

Los tres grandes grupos eléctricos apuestan por esa transición energética y digital y han presentado de momento 360 proyectos, en los que el hidrógeno cobra especial protagonismo, junto a las energías renovables y las tecnologías de almacenamiento. El ambicioso programa de Iberdrola se eleva a 21.000 millones, de los que unos 8.000 provendrían de fondos europeos. Entre otros proyectos destacan el desarrollado con Irizar para autobuses eléctricos y 53 de hidrógeno verde con más de 50 empresas industriales y un presupuesto de más de 2.400 millones para la instalación de hasta un gigavatio (GW) de electrolizadores.

Endesa estima que de los 19.000 millones de inversión calculada, 16.000 entrarían dentro de la categoría de manifestaciones de interés y, de ellos, aspira a que 5.000 sean aportados por los fondos comunitarios. En un escenario de máximos, en el que todos los proyectos recibieran luz verde, se ejecutarían en los tres próximos años (2021, 2022 y 2023) con un impacto de 215.000 empleos, 13,6 millones toneladas anuales de CO2 evitadas y 21.650 millones de aportación al PIB.

Te puede interesar:  Senado de EU aprueba plan de alivio de Biden

Los proyectos se reparten en transición energética en territorios extrapeninsulares (3.100 millones) y peninsulares (2.100); redes inteligentes (3.000); transporte sostenible (2.200); rehabilitación de edificios y eficiencia (4.000) e hidrógeno (2.000). En este segmento están 430 megavatios (MW) de electrolizadores y 2.000 MW de potencia renovable asociada. Participa en un consorcio internacional que lidera Enel Green Power para una planta de hidrógeno de 100 MW en Castellón para la industria cerámica.

Naturgy ha identificado oportunidades de inversión por valor de 13.000 millones, relacionadas con un centenar de proyectos, aunque no cuantifica lo que vendría de los fondos. La parte más cuantiosa se la llevan las inversiones en renovables (6.200 millones) e hidrógeno y biometano (3.870). El restante corresponde a digitalización (1.400); rehabilitación energética (1.300); transición justa (650) y movilidad sostenible y otros (175).

Algunos de los proyectos más destacados son la puesta en marcha de plantas de hidrógeno y oxígeno a partir de electrolisis en los entornos de Meirama (A Coruña) y La Robla (León), cuyas térmicas están abocadas al cierre programado, así como el de Asturias en la planta de El Musel. Asimismo, en colaboración con Enagás, impulsa en León una planta con una producción de 9.000 toneladas al año de hidrógeno renovable.

También plantea la instalación de varias plantas de producción de biometano y la construcción de dos hubs de producción de hidrógeno en la Comunidad Valenciana: uno para la industria cerámica con las asociaciones Ascer y Anffec y otro con siete socios para desarrollar IPCEI Orange Bat, que pretende introducir el hidrógeno en vehículos, grúas y otras infraestructuras del Puerto de Valencia. La compañía calcula que puede conseguir una reducción de 8,3 toneladas de CO2 al año gracias al nuevo impulso verde en proyectos relacionados con la descarbonización de la movilidad como el desarrollo de infraestructuras privadas y públicas para la disponibilidad de puntos de carga de vehículos eléctricos y estructuras de red de hidrogeneras y gasineras. La compañía ha firmado acuerdos con las empresas de transporte de pasajeros Grupo Ruiz y Transgunon para evaluar la viabilidad de proyectos de hidrógeno para movilidad.

Te puede interesar:  La vida en pareja aumenta la brecha de género

Aerotaxis

Repsol, en su nueva apuesta por la electricidad, también quiere participar en proyectos de economía circular y producción de ecocombustibles (con una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas en 2025 y más de dos millones en 2030). Los objetivos de descarbonización incluyen una importante apuesta por el hidrógeno, sector en el que prevé alcanzar en 2025 una producción equivalente de 400 MW y 1,2 GW en 2030. En ese sentido, ha anunciado la producción de combustibles sintéticos cero emisiones netas del mundo a partir de hidrógeno renovable; la construcción de una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos que se empleará para sustituir parte del consumo de combustibles tradicionales en la refinería vasca de Petronor y construirá en Cartagena la primera planta de producción de biocombustibles avanzados de España.

El grupo no ha desvelado la cifra ni los proyectos. No obstante, el pasado enero, presentó el consorcio H24All para desarrollar el primer electrolizador alcalino de 100 MW en Europa para instalar en Petronor. Repsol es hoy en día el primer productor y el primer consumidor de hidrógeno de España. Actualmente, la compañía está impulsando diferentes opciones tecnológicas para generar de forma competitiva el hidrógeno renovable y el de baja huella de carbono, en línea con sus objetivos de descarbonización.

Acciona elevado en torno a 30 proyectos ( tiene en marcha otros tantos) centrados también en el hidrógeno, la eficiencia energética y la economía circular. En las mismas coordenadas se mueve Ferrovial, que ha presentado una veintena de iniciativas por valor de 1.500 millones. El grupo persigue ayudas para rehabilitación de viviendas y espacios urbanos, descarbonización de la industria cementera, biotecnología, electrificación del parque móvil y los denominados vertipuertos para desarrollar en 20 aeropuertos servicios de aerotaxis.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com