Tecnología

5 recomendaciones para fomentar la formación de las niñas en áreas STEM

Las carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas forman parte de los empleos del futuro, pero la participación de las mujeres tanto en las áreas de estudio como en las posiciones laborales de estos perfiles sigue siendo baja.


Las carreras en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) impulsarán los empleos del futuro. Sin embargo, las oportunidades parecen no ser del todo parejas, pues la brecha de género también está presente en la formación para estas áreas.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que a pesar de que las mujeres han comenzado a desarrollar competencias STEM, los hombres siguen predominando en estas ramas de estudio.

Esta brecha que existe en la formación en las carreras del futuro se refleja considerablemente en el mercado de trabajo, tanto local como internacional. En México, las mujeres sólo ocupan el 30% de los empleos vinculados a las telecomunicaciones, estima la organización Conectadas.

La realidad global no es distinta, la mitad de la población mundial no está representada en las producciones científicas y tecnológicas y sólo el 6% de las aplicaciones móviles han sido desarrolladas por mujeres, de acuerdo con la organización Chicas en Tecnología.

Pero el desafío no es sólo la inclusión de más mujeres en carreras y empleos del futuro, el camino también está minado por una diferencia de sueldos con los que perciben hombres en los mismos roles y un conjunto de prejuicios que inciden en la elección de estudios alejados de las áreas STEM, apunta María Soledad Planes, consultora de la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Muchas veces se les ofrece a las niñas juguetes asociados a los roles que se espera de ellas en la sociedad. Lo mismo pasa con los niños, aunque en este caso el libro de ciencia se vuelve un regalo más común. También lo vemos en los disfraces: de princesa para niñas, de astronautas para niños”, explica la especialista.

¿Cómo lograr que más mujeres se involucren en carreras STEM? El primer paso empieza desde la niñez. En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, Melina Masnatta, directora ejecutiva de “Chicas en Tecnología” comparte cinco recomendaciones:

» 1. Reconocer que son capaces

El primer desafío es que las personas que educan y sus entornos más cercanos empiecen a descubrir, a imaginarse que estas jóvenes son potenciales profesionales en estos ámbitos.

Te puede interesar:  Google da un paso más en su plan para dejar de vender anuncios basados en rastreo

» 2. Estimular con experiencia

El segundo punto es acercarle a las niñas y jóvenes diferentes experiencias relacionadas con estas disciplinas, porque en general no hay un estímulo desde lo lúdico ni desde otros roles, se les empieza a limitar desde temprana edad.

» 3. Difundir la variedad de alternativas

Hay un gran desconocimiento sobre qué significa trabajar en STEM. Existe este estereotipo que aleja mucho, porque nos imaginamos a alguien que está en Silicon Valley. Muchas veces en nuestros países no nos imaginamos, por ejemplo, lanzando satélites.

Si bien la falta de conocimiento sobre cuáles son los desarrollos y las carreras que se pueden estudiar es un tema que no distingue  géneros, sí hay una fuerte barrera de género en la participación en STEM. Por ejemplo, varias investigaciones demuestran que las mujeres se dedican más a tareas vinculadas con el cuidado como la medicina. Y dentro de la medicina, en general, van a determinadas áreas. Eso también habla de un camino sesgado en el recorrido.

» 4. Crear redes de apoyo

Se deben crear redes y comunidades que incentiven y se conecten con otros ecosistemas. Muchas universidades dan charlas para promover la inscripción en carreras STEM, pero esto también se desconoce y no hay una articulación con el nivel educativo medio y con el nivel inicial.

» 5. Conocer las oportunidades

Hay desconocimiento sobre las oportunidades profesionales y sobre qué significa trabajar en STEM y qué habilidades se precisan para estos campos. Por ejemplo, tecnología, es un ámbito muy requerido y los salarios son, en promedio, un 33% más altos que en otras disciplinas.

Esta es una oportunidad profesional que las familias deberían incentivar porque para las mujeres puede significar lograr un balance entre trabajo y vida personal y les permite desarrollarse a la vez que tener un sueldo competitivo en el mercado.

Barreras culturales y sociales

“Esa carrera sólo es para hombres”, “será difícil porque no eres buena en matemáticas”, estas son algunas frases que terminan poniendo barreras en el camino de las niñas, afirma Melina Masnatta.

“Tenemos que incentivar a las niñas en estos campos, primero, porque son en donde actualmente hay mayor producción y desarrollo. Por otro lado, si bien los estereotipos de género se terminan de constituir a los 7 años, se perpetúan en la adolescencia, que es cuando nos encontramos la proyección de los tipos de carreras en las que las jóvenes quieren desarrollarse”, subraya la especialista.

Te puede interesar:  Google da un paso más en su plan para dejar de vender anuncios basados en rastreo

Los estereotipos, la falta de apoyo de la comunidad y de las familias, y el poco conocimiento de los campos de trabajo son algunos obstáculos que impiden la llegada de más mujeres a las carreras STEM, señala Alejandra Kamel, vicepresidenta de Innovación y Desarrollo de PepsiCo.

“Son los roles predeterminados que traemos y que también como papás muchas veces los imponemos de generación en generación sin saberlos. Desde ahí tenemos que romper los paradigmas y decir, se vale de todo. Se vale que a un hombre le guste cocinar y estar en casa, esta parte de los roles los tenemos que abrir en los dos sentidos”, comenta la ejecutiva.

El papel de las empresas

Desde 2014, PepsiCo inició con el programa STEM Career Accelerator, el cual ha alcanzado a 1,000 estudiantes, el 60% ha sido mujeres. La iniciativa se basa en llevar ponencias a alumnos de secundaria y preparatoria con miembros de áreas clave de la empresa para compartir su experiencia en torno a la ciencia, la tecnología y las matemáticas y mostrar cómo es el trabajo en la organización de estos profesionales.

“La intención es mostrar la relevancia de las carreras STEM en el mercado laboral y ampliar las opciones de estudio para las y los jóvenes”, puntualiza Alejandra Kamel.

Para la vicepresidenta de Innovación y Desarrollo de PepsiCo, las empresas pueden ayudar mucho en la formación e inserción de mujeres en áreas STEM. Una de las políticas que pueden abonar a preparar el terreno para la incorporación de talento femenino es la de las cuotas de género.

A través de una alianza con la International Youth Foundation (IYF), la iniciativa STEM Career Accelerator ha capacitado a 10,000 mujeres jóvenes de entre 15 y 18 años en carreras técnicas como programación y logística.

Para Alejandra Kamel, la capacitación no sólo debe girar en torno a las niñas y las adolescentes, también es importante formar a las familias y las comunidades, como los docentes, para que reciban de buena manera ya apoyen este tipo de iniciativas. “No haremos un cambio en la comunidad si no tocamos todos los puntos donde existen paradigmas”, concluye.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com