Sector Financiero

Fintech México ve barreras por exigencia de servicio de nube

Fintech México ve barreras por exigencia de servicio de nube
 

Las plataformas de tecnología financiera, conocidas como fintech, especialmente las instituciones de fondos de pago electrónico (IFPE) enfrentan barreras difíciles de superar en materia de los servicios de cómputo en la nube que deben de contratar y como se lo exige la normativa actual.

De acuerdo con Alehira Orozco, presidenta de la asociación Fintech México, la normativa al respecto pone obstáculos regulatorios pues exige a este tipo de instituciones que cuenten con dos proveedores de servicios de cómputo de nube en distintas demarcaciones políticas, lo cual es muy costoso especialmente para las empresas de menor tamaño.

“En toda la parte de regulación secundaria, hay ciertas disposiciones que vienen a subir la barrera de entrada para nuevas empresas y afectan inclusive a las empresas que ya están establecidas”, detalló Orozco.

Para la presidenta de esta asociación, un proveedor de nube es muy costoso para cualquier empresa, por lo que la exigencia de contar con dos en distintas demarcaciones hace tener una regulación excesiva en la materia.

De acuerdo con la normativa, se define cómputo en la nube al modelo de servicios prestados por un tercero que consiste en esquemas de servicios digitales tales como infraestructura como servicio, de plataforma como servicio o de software como servicio.

“Tener dos proveedores en distintas demarcaciones te pone en una situación complicada como empresa porque, si bien es cierto hay proveedores de muchísima calidad… Tener esta redundancia te sale muy costoso y además piden tenerlo en otro país, lo que genera un costo extra”, acotó Orozco, quien también es directora de relaciones gubernamentales en la empresa Mercado Libre.

Te puede interesar:  Adopción del open finance se acelerará por Covid-19

El pasado 28 de enero, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó la reglamentación secundaria en materia de ciberseguridad y operaciones con terceros de la Ley Fintech, que se promulgó en el 2018.

La normativa indica que, con el fin de robustecer los planes de continuidad de negocio de estas instituciones, es necesario que dichas plataformas cuenten con un mecanismo de esta naturaleza prestado por un proveedor secundario de una jurisdicción distinta de aquella en la que pueda ocurrir el riesgo que dé lugar a la interrupción de los servicios prestados por un proveedor primario.

“Esto para una empresa grande, tiene un impacto enorme, ahora para una pequeña empresa es peor. Esto va en detrimento del sector y lo afecta porque empiezan a subir las barreras, los costos y ya ni hablar de la forma de crear el expediente para obtener la licencia de operaciones”, expresó Orozco.

Inconformidad de otros actores

El tema del uso de la nube para empresas fintech mexicanas ha sido uno de los puntos que más ha causado polémica en meses recientes. En octubre pasado, la Asociación Latinoamericana de Internet indicó que esta regulación podría impactar negativamente en la adopción del cómputo en la nube en México.

Te puede interesar:  GAFI alerta sobre entrada de efectivo ilícito al sistema financiero

“Se crearía un piso disparejo en el que los proveedores de servicios en la nube con sede en Estados Unidos tendrían una clara desventaja con respecto a los proveedores locales. Esta regulación también brindaría menos oportunidades de negocio para empresas estadounidenses y mexicanas que operan en México”, explicó la ALI en un comunicado.

Esta asociación detalló que la normativa va en contra del espíritu de los capítulos de comercio digital y servicios financieros del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, el T-MEC.

Los tiempos en la regulación nube para IFPE:

  • 9 de marzo del 2018 se expide Ley Fintech.
  • 20 de febrero del 2020 propuesta de regulación se sube a la Conamer.
  • 4 de junio del 2020 la propuesta se modifica.
  • 7 de agosto del 2020 se vuelve a modificar.
  • 8 de enero del 2021 se presenta dictamen final total.
  • 28 de enero del 2021 regulación se publica en el DOF.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link